Holanda ha reabierto, y una de las medidas que las trabajadoras y trabajadores sexuales holandeses están tomando es prohibir los besos.

Según reporta The Guardian, algunas prostitutas holandesas deberán adaptarse a los tiempos de la «pandemia».

En primera instancia se prohíben los besos y al parecer no se implementará el uso de tapabocas durante las sesiones de sexo. Otras medidas incluyen lavar las sabanas luego de cada sesión, usar desinfectante y lavarse las manos constantemente.

Como en cualquier comercio, se interrogará al cliente para ver si tiene síntomas o si vive con alguien que los tenga.

Una trabajadora sexual entrevistada por The Guardian dijo ellas ya están acostumbradas a una «emergencia sanitaria», pues, dice, han tenido que lidiar con virus «mucho peores que el corona».

 

Foto: Gio Mikava

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Mundo
Comentarios cerrados

Mira además

Obras inmobiliarias turísticas en Acapulco fortalecen el empleo en Guerrero: Peralta

El director general de la Promotora Turística de Guerrero, Noé Peralta Herrera, señaló que…