Dark Light
El gobernador Héctor Astudillo ha convocado a alcaldes y alcaldesas a trabajar para resolver la problemática, algunos se han sumado otros más esperan con ansia que estos 15 días pasen rápido.

Hace una semana del terremoto que cimbró a Guerrero, pero principalmente a Acapulco. A 6 días de distancia ha quedado en evidencia la falta de atención de los alcaldes salientes, quienes escudados en la conclusión de sus responsabilidades se han hecho a un lado en la atención de las familias damnificadas.

Las y los presidentes municipales son la autoridad más cercana al ciudadano, son quienes se encargan de llevar servicios públicos, seguridad y bienestar a las familias de su municipio.

En un desastre natural, el gobierno municipal es el encargado de coordinarse con el estado y debido a su cercanía con los habitantes está obligado a informarse y pasar esa información al estado, y este último a la Federación.

Los desastres naturales no avisan y nadie está preparado para enfrentarlos, por ello es que la coordinación y disposición de las autoridades es indispensable.

El pasado 7 de septiembre Acapulco sintió uno de los movimientos telúricos más fuertes de los años recientes; Protección Civil Estatal se vio superado y aún continúan recopilando información de los daños y damnificados.

Algunos munícipes han brillado por su ausencia, el caso de Acapulco, lugar del epicentro, es el más evidente.

Algunos alcaldes y alcaldesas han optado por ignorar los daños, lo que debería alertar a quienes tomarán protesta el próximo 30 de septiembre, porque les heredarán un problema que, sin apoyo de la Federación, crecerá de manera significativa.

El gobernador Héctor Astudillo ha convocado a alcaldes y alcaldesas a trabajar para resolver la problemática, algunos se han sumado otros más esperan con ansia que estos 15 días pasen rápido.

entradas relacionadas

¿Humanismo Mexicano?

El Humanismo Mexicano según López Obrador esta sostenido por corrupción, misoginia, confrontación, complicidades con el crimen organizado y una gran locura política que parece ser ya personal, emocional y referente de este gobierno y de Andrés Manuel.
Total
1
Share