Un nuevo tiroteo ocurrido en Texas, Estados Unidos, dejó un saldo de al menos 5 muertos y 21 heridos, la tarde del sábado en la localidad de Odessa.

Entre las víctimas hay al menos tres agentes de policía y, según ha confirmado un hospital a la CNN, también un bebé de 17 meses.

Según la policía de Midland, uno o dos sospechosos habían robado un furgón de correos y disparaban de manera aleatoria. La policía ha asegurado que cree que la amenaza está controlada, pero recomienda a la población que actúe con cautela. Después de cierta confusión inicial sobre si se trataba de uno o dos atacantes armados, el jefe de la policía de Odessa, Michael Gerke, ha asegurado que las autoridades creen que se trataba solo de uno.

Sigue leyendo esta nota en: https://elpais.com/internacional/2019/09/01/actualidad/1567289544_198558.html

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Staff La Síntesis
Cargue Más En Mundo
Comentarios cerrados

Mira además

Acapulco bajo una violencia invisible para Adela Roman

Por; Roberto Garza.   Un nuevo crimen se suma a la lista negra de Acapulco. Pese a la…