Los niños y las niñas son sabios, sin saberlo, y mejor aún sin proponérselo, nos enseñan mucho, en diferentes fechas del año nos ayudan a recordar a los adultos esa etapa de la vida en la que tuvimos esa edad, risas y sonrisas, juegos y aventuras, capacidad de sorprenderse y sorprender, dar, compartir y recibir, aprender y si es necesario desaprender, vivir y vivir. 

Podríamos hacer interminable la lista de cosas que se viven en la niñez, muchas sin duda se le vinieron a la mente mientras las leía. Vivir esta experiencia ha ido cambiando con el paso del tiempo. Nuestros padres y abuelos nos platicaban como la disfrutaron ellos, ahora nosotros les platicamos a los pequeños cual fue la manera en que la vivimos, al final en algunas ocasiones se nos llega a escapar un suspiro, pero lo que debemos sin duda transmitir y permitir es que quienes viven esa etapa de vida lo hagan como la mayor experiencia disfrutada.

En la actualidad hay sin duda factores que influyen en la convivencia entre adultos y niños, de algunos niños con otros, la tecnología es factor de un alto rango en eso, a veces no se puede brindar el valor necesario a algo realmente valioso y cercano si se tienen ocupados las manos, la vista, el oído, los pensamientos y hasta las emociones, en otras cosas que están a una distancia desconocida, liberar todos los sentidos para dedicarlos a un niño o a una niña puede brindarle una emoción y alegría que perdurará por mucho tiempo, y después también podrá contarlo con un suspiro al final.

Para que pueda hacer así día a día se pueden llevar a cabo acciones que construyan esa realidad, recordemos que lo que les demos a las niñez en un momento determinado, es lo que más adelante un ser humano le brindará al mundo, y sin duda todos queremos que reine la felicidad en todos los aspectos, cada momento es entonces una oportunidad de conseguirlo, no solamente nos hagamos cargo de los niños de nuestra familia también lo podemos hacer con aquellos que no los son, más adelante podrían ser los colegas o amigos de nuestros hijos, sobrinos o hermanos.

Dicen que recordar es vivir, tal vez seria mejor vivir para no tener que recordar, entonces hoy Día de la Niñez vivamos con intensidad y felicidad, sana y constructiva, para que podamos transmitir eso a las niñas y a los niños, ellos lo valoran y aprecian mucho, el futuro también.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

El orden se siente, la paz, en camino / Por: Raúl Gatica

De acuerdo a los datos en el informe del secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Se…