El México actual dista de aquel modelo de nación forjado por los independentistas hace más de 200 años en que se consumó la primera transformación del país, definida así por Andrés Manuel López Obrador para auto proclamar su llegada a la Presidencia como la «cuarta transformación».
Los ideales libertarios de quienes nos dieron patria han sido socavados por intereses perennes de personajes y partidos políticos sin excepción, desde el Porfiriato hasta estos días de la 4T, que deponen el bienestar general del pueblo.
Nuestra identidad ya no está asociada a esa historia de lucha ni a sus héroes, digna de orgullo, sino al narcotráfico, sus capos y sus pugnas sangrientas. De ahí que el referente inmediato de México ante el mundo, actualmente, sea «El Chapo» Guzmán.
El país atraviesa hoy un proceso transformador, sin duda, pero no el ofrecido por López Obrador tendiente a la prosperidad y la unidad nacional. En los hechos, la impronta jurada hacia el México acendrado libre de corrupción y de violencia no logra avistarse.
Los vicios y yerros del pasado, vapuleados diariamente desde el púlpito presidencial cual mantra, son reciclados por esta administración hasta acicalarlos, pulirlos y presentarlos como inmaculados (contratos al hijo de Manuel Bartlett, el dinero recibido por Pio López Obrador, los clanes enquistados en la administración pública…). La corrupción no es tal si se comete por la familia o allegados.
Por ello, el ascetismo del presidente es un supuesto intangible que sirve como mero instrumento mediático para mantener embelesadas a las masas que siguen comulgando con su proyecto de gobierno.
En el México de hace más de 200 años se luchaba contra el dominio español, a favor de la libertad y de la cohesión del país en torno a la patria; hoy, se ejerce otro tipo de yugo desde Palacio Nacional con un presidente que lanza mensajes y discursos altamente corrosivos, incendiarios y provocadores, como si su campaña electoral estuviese vigente a la par de su mandato. Disentir de su gobierno y su visión implica ser conservador, derechista, neoliberal o prianista.
Venga de donde venga, la crítica es «permitida», aunque censurada al mismo tiempo por el propio López Obrador y su fiel séquito.
Ni hablar del manejo económico actual porque los «otros datos» no son capaces de disfrazar la caída del Producto Interno Bruto (PIB) que ya se arrastraba por la incertidumbre a las inversiones privadas y extranjeras, y recrudeció con la pandemia.
Ignorando las contradicciones históricas del momento y la mortífera pandemia que cobraba la vida de casi 70 mil mexicanos hasta el cierre de esta edición, con un número casi similar de víctimas por violencia en lo que va del actual gobierno, la 4T considera apropiado conmemorar el Grito de Independencia.
Para ello dispondrá de las fuerzas armadas que participarán en el tradicional desfile del 16 de septiembre, a manera de mostrar el poderío militar, mientras soldados y marinos son arrojados al campo de batalla contra la delincuencia organizada sin garantías jurídicas para ejercer la fuerza del Estado.
Todo este acto de fervor patriótico supone atención e inversión gubernamentales que deberían aplicar a la emergencia sanitaria, pero, sobre la patria, la imagen del presidente es primero.
A propósito de gastos innecesarios, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román -llegada al poder local por el efecto lopezobradorista-, reunirá a más de 150 personas en el Ayuntamiento viejo este domingo con motivo de su segundo informe de gobierno.
Para ello, tapizó el puerto de publicidad alusiva a ese evento con inversión superior a 2 millones de pesos que pudieron destinarse a acciones preventivas propias de la pandemia o en ayuda a sectores afectados por la misma, ahora que regresamos a semáforo naranja por el aumento de muertes y contagios de Covid-19.
Si esto es lo que representa la cuarta transformación en general, el término aplicable para fines históricos tendría que registrarse, más bien, como la primera gran regresión nacional.

Pedro Kuri Pheres en Facebook
@pedrokuripheres en Twitter
acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Dan acapulcazo a Magistrados federales señalados de corrupción 

Acusados de corrupción y como “castigo”, el Poder Judicial de la Federación manda a magist…