Inicio Opinión Valor de la educación/ Por: Daniel Hernández 

Valor de la educación/ Por: Daniel Hernández 

6 minuto leer
0
131

Pensaba en los temas que podría abordar está semana en la opinión que me hace el honor La Síntesis de publicar, por un lado recién había pasado el Día de las Madres que tanto valor tiene para los mexicanos, y estaba próximo el Día del Maestro, muy importante profesión para la sociedad mexicana, de igual modo en días anteriores hemos sido, y lo somos aún, testigos de diferentes incendios forestales de gran magnitud en nuestro estado, en los tres temas probables se conjugaba uno que en estos tiempos aumenta su relevancia; la educación.

La mayoría cuando escuchamos la palabra educación la relacionamos con la institución educativa, a la que asistimos o asisten nuestros familiares, al profesor o maestro, pero dicha percepción debe ser complementada con lo enseñado, y más aún con lo practicado, en casa, es entonces cuando se vuelven más importantes celebraciones como la del Día de la Madre o del Padre, quienes no solamente proveen lo necesario para el desarrollo físico de los hijos, sino que también brindan lo necesario para la formación emocional e intelectual de quienes ven en ellos el mejor ejemplo a seguir.

El complemento de formación de quienes integramos nuestra sociedad son sin duda los profesionistas que están a cargo de nuestra formación académica, profesores que sin duda tienen gran valía en nuestras vidas, la celebración de su día es un recordatorio de lo que nos ayudaron, o ayudan según sea el caso, a aprender o a desaprender, su compromiso nos ha permitido contar con herramientas para desarrollarnos profesional y personalmente, mismas que nos sirven para afrontar los retos que se nos presentan día a día.

En esta parte tal vez se pregunte que relación tienen lo anterior con los incendios forestales. Éste tipo de siniestros se dan en áreas en las cuales abunda naturaleza que se va secando por falta de lluvias o una fuente de riego, la mayoría de las ocasiones alejadas de núcleos poblaciones grandes, y aunque algunos motivos de su origen y propagación se debe a cuestiones naturales, la gran mayoría de ellos ven su origen de la mano con actividades humanas, algunas de ellas agrícolas, pero otras definitivamente tienen que ver con la falta de una educación que haga tener conocimiento de que algunas acciones no solamente nos afectan en el presente, también lo harán en el futuro. Como lo mencionaba al principio somos testigos del alcance de los incendios forestales, hasta ahora los niveles de gobierno estatal y federal principalmente han llevado a cabo acciones de prevención y atención de los mismos, apoyados con habitantes de las zonas afectadas y cercanas, mismos que a veces no parecen suficientes por situaciones ajenas a ellos mismos, los trabajos encabezados por el gobernador Héctor Astudillo son palpables, pero sin duda seguirán presentándose más incidentes, la medida en que lo hagan dependerá de la comprensión de que si los ciudadanos no aportamos lo que nos corresponde difícilmente disminuirán, aunado a situaciones propias de la naturaleza.

Es pues la educación pilar de nuestra sociedad, la que recibimos en el seno familiar, en las instituciones educativas, pero también aquella que llevamos a la práctica todos los días y en cada circunstancia, si tenemos la oportunidad, y lo hacemos, de poner en práctica lo que se nos transmite por quienes nos enseñan sin duda habremos de encontrarnos ante cada vez menos situaciones adversas a nosotros.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Acapulco cuenta con 5 playas con el distintivo Blue Flag

Acapulco logró este viernes la recertificación del distintivo internacional Blue Flag en c…