Dark Light
La especie evolucionó con extremidades pequeñas para evitar su amputación.

El Tyrannosaurus Rex, o conocido por su abreviatura T-Rex, fue una de las especies de dinosaurios más temibles que habitaron la Tierra hace miles de millones de años. Su principal rasgo físico es el tamaño de sus extremidades superiores, que eran demasiado pequeñas en comparación a la dimensión de otras partes de su cuerpo, como la cabeza.

Sobre la razón que provoca el corto tamaño de sus brazos, expertos y científicos han investigado durante varios años para dar con la causa concreta. Los paleontólogos señalaban a diversas funciones como el apareamiento o la caza de presas, entre otras. Unas hipótesis lanzadas desde la perspectiva de la posible función de las cortas extremidades del depredador, pero no sobre los posibles beneficios que podría tener para el animal el hecho de tener los brazos cortos.

Precisamente, esta segunda perspectiva fue abordada por el profesor de la Universidad de California Berkeley (UC), Kevin Padian, que planteó a sus alumnos el hallazgo de la verdadera razón del tamaño de las extremidades del T-Rex. Además, propuso la razón que explicaría el motivo de la dimensión de los brazos del dinosaurio, y que se recoge en la revista científica ‘Acta Paleontologica Polonica.

La versión ofrecida por este experto apunta a que los brazos del animal se habrían reducido durante su evolución para evitar la amputación, accidental o intencional, de sus propias extremidades, e impedir que se quedase manco. Sin embargo, no sería la única especie que se habría visto afectada por la evolución de sus extremidades, ya que este cambio habría afectado también a los abelisáuridos de África y a los carcarodontosáuridos que se expandieron por Europa y Asia hace millones de años.

El propio Padian confirmó que cualquier hipótesis planteada al respecto es muy complicada de corroborar, después de la extinción de la última especie de T-Rex que se produjo hace 66 millones de años. “Todas las teorías explicadas no se han probado porque no funcionan“, dijo. Además, mencionó que la solución podría pasar por la explicación de por qué mantienen los brazos pequeños, y no por otras como las mencionadas anteriormente.

Su desuso durante la depredación, otro posible motivo

Kevin Padian, durante su explicación, también mencionó otro posible motivo además de evitar la amputación de los propios brazos. De esta manera, explicó que podría deberse al desuso de las propias extremidades delanteras durante la caza de otras especies. “La reducción de las extremidades se seleccionó para evitar lesiones, pérdida de sangre, amputación, infección y la muerte ante otros grandes depredadores”.

Según la revista ‘Science‘, llegó a haber unas 2.500 millones de especies del T-Rex en el Cretácico tardío, y fue una especie que vivió durante 127.000 generaciones.

De AS.com

entradas relacionadas

Cómo pasar una inundación con tu coche sin riesgos

Pisa el acelerador suave y constante y bajo ninguna circunstancia revoluciones demasiado pues por el nivel del agua tu auto tiene poca tracción y podrías atascarte o peor, meter agua al motor y entonces sí estarás en problemas.
Total
15
Share