Las tumbas de dos princesas alemanas que se abrieron hoy en un cementerio en el interior del Vaticano para comprobar si esconden los restos de Emanuela Orlandi, la hija de 15 años de un empleado vaticano desaparecida en 1983, están vacías.

Así lo explicó la abogada de la familia Orlandi, Laura Sgrò, a los medios tras asistir a la exhumación que había ordenado la fiscalía vaticana de los restos en la llamada «Tumba del Ángel», en la que estaba enterrada la princesa Sofía von Hohenlohe, fallecida en 1836 y la adyacente, en la que estaba sepultada la princesa Carlotta Federica de Mecklenburgo, que murió en 1840.

Sigue leyendo esta nota en: https://www.elmundo.es/internacional/2019/07/11/5d27125321efa0754f8b45ce.html

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Staff La Síntesis
Cargue Más En Mundo
Comentarios cerrados

Mira además

Apoya gobierno de Guerrero a estudiantes con estadías académicas en el extranjero

Chilpancingo, Gro.- El gobernador Héctor Astudillo Flores se reunió esta mañana con alumna…