Dark Light
El actual No. 4 del mundo hará su segunda aparición en el Abierto Mexicano Telcel presentado por HSBC

México, enero 2022.- Fue en 2015 que Stefanos tuvo una experiencia de vida, o mejor dicho de muerte, que lo marcó como tenista y sobre todo como ser humano. Conocido por su rápido ascenso en el ranking de la ATP y por hacer historia como el primer griego en ganar un título en el tour, Tsitsipas también se ha ganado la simpatía del público por mostrar una personalidad más relajada ante la vida. 

Más allá de sus frases motivacionales en redes sociales, o de los videos que comparte sobre sus experiencias de viaje desde su canal de YouTube y podcast, al jugador se le reconoce como un hombre de familia, quienes suelen viajar con él a lo largo del tour. Su padre, Apostolos, no solo es su entrenador, fue quien lo salvó de morir ahogado cuando Stefanos fue arrastrado por la corriente del mar en la Isla de Creta.

Ahora de 23 años, Tsitsipas ha reconocido que tras dicho episodio ve la vida desde otra perspectiva y que fue algo que lo cambió psicológicamente. Tras lo que considera fue una segunda oportunidad, su salto a jugador profesional llegó justamente un año después, en 2016. Un sueño que cumplió junto a su padre Apostolos, quien decidió renunciar a todo cuando Stefanos tenía 12 años, para poder viajar en busca de mejores oportunidades que su país natal no le podía brindar para su desarrollo.

No sorprende que fueran sus padres quienes lo introdujeron a la actividad física y deportiva desde los tres años. Apostolos estudió todo lo relacionado al deporte blanco, fue juez de silla y entrenador, mientras que su madre nacida en Moscú, Julia Apostoli, fue tenista profesional. Comenzó con sus lecciones de tenis en un resort de verano donde ambos trabajaban. Con el paso del tiempo llegó la mudanza a Niza para poder entrenar en la Academia de Patrick Mouratoglou, entrenador de Serena Williams y más adelante como junior llegó al No. 1 del ranking mundial de la categoría.
No hay duda que el sacrificio de su padre, Stefanos lo ha pagado con éxito. Tras la conquista en 2018 de las Finales ATP de la NextGen, Apostolos confesó que seguía aprendiendo cada día y que esperaba ser suficiente buen coach para las futuras demandas y sueños de su hijo. Ha estado presente en cada paso de su evolución y es pieza clave para que hoy sea el actual No. 4 del mundo. El griego hará su segunda aparición en el Abierto Mexicano Telcel presentado por HSBC.

entradas relacionadas

Talibanes cumplen un año en el poder

Ha dado a Afganistán ‘seguridad’, pero poca esperanza. Desde la retirada de EU del territorio afgano, los talibanes celebran el poder que han tenido durante los últimos 12 meses.
Total
1
Share