Dark Light

2021 es uña año que guarda muchas esperanzas y altas expectativas, pero también va mostrando poco a poco añejas deficiencias humanas en cuanto a cuestiones que tienen que ver con el bienestar común en la convivencia en sociedad. Una parte de quienes habitan el planeta se esfuerzan al máximo para entregar buenas cuentas a generaciones actuales y futuras, pero también hay otra parte que pareciera sabotear de diferentes maneras esos esfuerzos.

El periodo de la época navideña y el fin de año se convierten en cada ocasión en una oportunidad para sacar a flote lo mejor de los seres humanos, solidaridad, emociones positivas, convivencia y demostración de los sentimientos que se viven de manera individual, familiar o colectivamente. Cada vez que se llega a esa época se espera lo mejor, en esta ocasión fue diferente, había una sensación extraña en el aire, hubo a quienes le había afectado todo lo relacionado a la pandemia que se vivió, una justificante para buscar la convivencia con familiares y amigos.

Lamentablemente algunas consecuencias llevan a acciones que llevan a más consecuencias, el confinamiento hizo que aumentara el deseo de pasar tiempo en convivencia con otras personas, en eventos que ayudaran a disminuir el estrés generado en los meses anteriores. Aunado a esto se presentaron costumbres que se han ido convirtiendo en tradiciones, las compras de fin de año parecen un requisito imprescindible para poder crear una sensación de bienestar.

Semáforo y recomendaciones son elementos de control que se desarrollan para motivar que el comportamiento social sea consiente de la situación que se vivía, que se vive, que se vivirá. Los costos se están elevando, no solamente los económicos, los más elevados son los humanos, perder la vida es el nivel más alto en parámetro de medición, pero hay otros que están causando estragos aunque a veces parecieran no importar, parece una ausencia de sensibilidad, si se estudian o se podría encontrar un sentido, si se cuestiona no tienen respuesta.

Vienes meses aciagos con el difícil espejismo con sabor a solución que trae consigo el saber qué hay vacunas que buscan dar solución a los problemas generado por el virus que acecha, saber que hay una esperanza puede ser solamente un placebo si no se miden las consecuencias de avanzar sin las precauciones necesarias para permitir al elemento tiempo dar espacio a que se logren los objetivos planteados para salir adelante.

Cada inicio de ciclo se convierte en oportunidad para demostrar y poner en acción aquello que la vida nos ha ido enseñando una o muchas veces, nueve meses nos han podido servir para tener muestras de que el día anterior fue una prueba de que se debe pensar que hay tareas que se deben hacer repetidamente para asegurar que habrá días próximos. Entonces se siguen ofreciendo oportunidades para seguir avanzando en la resolución de los problemas generados por el COVID-19, ya se tuvo oportunidad de medir las consecuencias de no hacer lo sencillo, las lecciones continuarán y harán las cosas más complicadas, se aplica lo vivido y aprendido o se seguirán sufriendo las consecuencias, es cómo la vida misma.

entradas relacionadas
Total
6
Share