Inicio Opinión Siempre importante, valioso siempre / Por: Daniel Hernández 

Siempre importante, valioso siempre / Por: Daniel Hernández 

5 minuto leer
0
133

La presencia del virus del COVID-19 entre los humanos sin duda ha traído muchas consecuencias, algunas muy visibles, han sido enlistadas muchas de ellas, sobre todo aquellas que por su efectos alcanzan o alcanzaron a un mayor número de personas, causando que sobresalieran de entre otras que por afectar a una menor cantidad de habitantes de un país o del planeta se han relegado en su nivel de importancia y afectaciones.

Es este último aspecto los problemas generalizados absorbieron en algunos casos las consideraciones a aquellos que se dan de manera particular, sin que los segundos perdieran su nivel de importancia, pero si se vieron afectados en su nivel de seguimiento y atención.

Uno de estos ejemplos es la disminución de donadores voluntarios en los diferentes bancos de sangre de hospitales públicos y privados. En el mundo, y en México, se había avanzado mucho en hacer conciencia de generar la acción de donar sangre, mediante diferentes campañas y con la mejora en los procesos de recepción y atención a los donadores y receptores.

Mitos y creencias que se fueron desvaneciendo para dar paso a una acción más razonada de la importancia de la donación, diferentes instituciones de salud, asociaciones civiles y medios de comunicación fueron trabajando de manera intensa para lograr revertir parte de una forma de pensar de la sociedad que dificultaba hacer llegar a los voluntarios a los bancos de sangre, generando un aumento en el número de estos y por ende de las reservas que se necesitan en diferentes circunstancias.

Los gobiernos y las dependencias de salud cuentan con bancos de sangre que ofrecen certeza a los donadores y a los receptores acerca de la calidad y confianza con la que pueden acudir a ellos en caso de que sea necesario, sus filtros y controles son muy estrictos, sus procedimientos muy técnicos y cuidadosos sin dejar de ser humanos, en nuestro estado se cuenta con un banco de sangre estatal para estos fines, además de los respectivos en los institutos de salud del gobierno federal, para ofrecer sus servicios no solamente a enfermos en tratamiento, también en aquellos casos en eventos circunstanciales que su necesidad se vuelve imperante.

Debido a la pandemia que vivimos el número de donadores disminuyó considerablemente, pero no la necesidad de los receptores que necesitan afrontar algún tratamiento o una atención médica urgente. La disminución de estos donadores se dió en el marco de las propias medidas sanitarias por la contingencia, mismas que han aumentado los controles para los donadores, pero sin duda es una acción que requiere se mantenga en un ritmo constante e incluso en aumento, lo que hagamos hoy por los demás como donadores voluntarios sin duda se convertirá en una certeza que en un futuro habrá u

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

La Tierra, muy cerca de capturar una misteriosa «miniluna»

La Luna, nuestro satélite, siempre ha sido objeto de interés e inquietud del ser humano. L…