Las Cosas de la Política 

Del 17 de Octubre a la fecha, ya es notorio el desgaste político y social de la cuatroté y de su líder, representante moral y presidente «legítimo», amén de ser el presidente constitucional de México, se le acumulan los pendientes y los agravios para con un grueso cada vez mayor de mexicanos de todos los sectores (incluido el que piensa tener bajo control vía tarjetas del bienestar), los cuales ya empiezan a darse cuenta que el decir y el el hacer de la 4T son más mentiras, que medias verdades.

 

Otro signo del desgaste político, emocional y hasta físico lo es, ya la constante intolerancia demostrada, unas veces de manera frontal verbalmente, otras con distractores y dislates al señalar de manera irónica a opositores o adversarios, calificativos que son ofensivos a pesar de la supuesta palabrería de la ironía.

 

El tema de la seguridad pública lo está arrollado con una ola de violencia incontenible, la sangre derramada es la marca de la impunidad criminal, violencia que pretende normalizar acusando al pasado y señalando posibles estrategias fallidas, a las cuales antepone su proyecto «pacificador de abrazos no balazos», puede decir que el incremento de la criminalidad violenta es inercia, pero la realidad es que tras el fallido operativo de Culiacán, sólo rubricó que o tiene temor o de plano carece de interés en combatir a criminales sean cual estos sean (los índices así lo indican y hacen parecer), la masacre de miembros de la familia LeBarón es otro clavo más al cajón del descontento social en lo que se refiere a la violencia criminal, lo emocional de la muerte de niños y mujeres será un fantasma permanente de AMLO y su 4T.

 

SI bien tiene cierto control político basado en la amenaza constante a los actores políticos que podrían ser contrapeso (de los cuáles, la mayoría tiene «cola que les pisen») y las amenazas veladas son dichas con el dedo flamígero de las mañaneras, ha logrado neutralizar contrapesos, por otro lado ha otorgado total poder a su partido político MORENA el cual tiene patente de corso para hacer y deshacer bajo sus órdenes, a sus ejecutores Ricardo Monreal en el Senado y Mario Delgado en el congreso de la Unión, además de la Secretaria de la Función Pública y Santiago Nieto en la UIF como modernos cancerberos al servicio del amo.

 

Tal vez la cúpula del Lopezobradorismo piense que la cancelación de las estancias infantiles, la falta de medicamentos y tratamientos contra el cáncer, la reciente cancelación del seguro popular y otros programas sociales, los cuáles aún con la presunción y sospechas de corrupción en su operación, eran benéficos y apoyo a sectores sociales a los cuales beneficiaron a pesar de las presunciones, más como manejo político que verdad absoluta, ya están en el olvido de la corta memoria del mexicano, están equivocados, la cancelación del NAIM es el recordatorio de la desconfianza de los inversionistas y de las entidades financieras provocando una caída sensible en la aceptación de las calificadoras e inversionistas internacionales.

 

Con la creencia de que todo tiene un precio Andrés Manuel ha pretendido comprar conciencias, lealtades y voluntades, ejemplos sobran y en estos podemos poner de ejemplo a las fuerzas armadas a las cuales las utiliza como contratistas directas, lo que ha dejado de lado es la formación y la función militar al permitir que se les ate de manos en sus funciones a grado tal de sufrir humillaciones, a manos de delincuentes y criminales bajo la falsa premisa de buscar una «pax narca», las fuerzas armadas ya han fijado postura, lo que provocó que López Obrador hablara de un Golpe de Estado (aún cuando se desdijo a posterior) la acusación no fue bien recibida por la tropas y los mandos militares.

 

Las baladronadas mañaneras lo han confrontado con todos y él lo asume como parte de el todo, como forma y norma de mando ya que «el estado es él», parece ser que la SOBERBIA lo hacer ser ignorante del entorno y la realidad tanto del México que existe, como de lo geopolítico (incluyendo los hechos recientes de Bolivia), AMLO vive su gobierno virtual, cree que las redes sociales son su parámetro de calificación por lo que, cual «rey desnudo» sigue paseándose como si siguiera en campaña electoral, todo esto bajo los susurros veleidosos de sus cortesanos quienes le alimentan el ego y el sentimiento de revancha sin que se de cuenta de que su proyecto de la cuatroté ya… SE GASTÓ!!

 

PD. Tal vez AMLO tenga en mente varios escenarios para trascender en la historia, esperemos que en ellos no esté llevar al desastre a México junto con él.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Alcaldesa de Acapulco en la mira de AMLO por sus faltas a mesas de seguridad

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo ha faltado a 242 veces a las mesas…