Dark Light

El titular de la Secretaría de Salud Guerrero (SSG), Carlos de la Peña Pintos, destacó que se tuvieron que replantear y reorientar los servicios de salud, y se han destinado 815.2 millones de pesos para enfrentar la contingencia sanitaria por Covid-19, de los cuales 353.7 millones de pesos son recursos extraordinarios ministrados por la federación.

En su comparecencia ante los integrantes de la sexagésima segunda legislatura, que se realizó de manera virtual como parte de las medidas sanitarias preventivas y en el marco de la glosa del Quinto Informe de Gobierno, explicó que se han invertido 375 millones de pesos en la rehabilitación y equipamiento de 161 centros de salud, hospitales de la comunidad y hospitales generales.

Informó que el gobierno del estado brinda cobertura en salud a más de 3.6 millones de guerrerenses, a través de una infraestructura compuesta por mil 174 establecimientos médicos, que incluyen dos Hospitales de la Madre y el Niño, el Instituto Estatal de Oftalmología y el Instituto Estatal de Cancerología (IECAN).

En atención a la pandemia a causa el Covid-19, el secretario de Salud señaló que se implementaron estrategias para dar continuidad a la atención médica, en especial, a los pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles, las embarazadas y las usuarias de planificación familiar, incluyendo visitas domiciliarias, sistemas de seguimiento vía telefónica y contacto permanente por medio de redes sociales.

A través del Programa de Fortalecimiento a la Atención Médica se acercaron los servicios de salud a las comunidades donde prácticamente eran inexistentes, con el despliegue de 53 unidades móviles con igual número de médicos, enfermeras y promotores, que otorgaron 167 mil 894 consultas a 106 mil 227 habitantes de localidades de difícil acceso y menor índice de desarrollo humano.

Informó que desde el 21 de enero, Guerrero recibió el primer aviso epidemiológico del Gobierno federal que recomendaba hacer vigilancia epidemiológica en aeropuertos y terminales marítimas, y se realizaron acciones inmediatas para enfrentar la pandemia.

Se emitieron campañas informativas de medidas sanitarias: estornudo correcto, lavado de manos y saludo sin contacto, y con el inicio de la Jornada Nacional de Sana Distancia se les entregó un decálogo de medidas preventivas.

El 15 de marzo se registró el primer caso de Covid-19 en Guerrero, y en respuesta se declaró en sesión permanente el Consejo Estatal de Salud para establecer y dar seguimiento a las medidas necesarias de prevención, contención y mitigación de la pandemia, en alineación a lo orientado por la federación.

Se estableció coordinación con los presidentes municipales de las siete regiones del estado para dar seguimiento a estas acciones contra la emergencia sanitaria.

El 18 de marzo inició la primera fase del proceso de reconversión hospitalaria, que implicó la adecuación de infraestructura y equipamiento para la atención exclusiva de enfermos con sospecha o confirmación de la Covid-19, en coordinación con autoridades federales.

En una primera etapa se logró aumentar la capacidad instalada a 352 camas y 134 ventiladores en 21 hospitales generales, estratégicamente ubicados en las ciudades de Coyuca de Catalán, Iguala, Taxco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Ometepec, Acapulco y Ciudad Renacimiento y Chilapa.

Se instaló el servicio de COVITEL Guerrero; desde el 23 de marzo se han realizado 203 transmisiones informativas en vivo en las redes sociales, mediante las cuales se dan a conocer las cifras de contagios y las medidas preventivas sobre el covid-19.

El 3 de abril se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno del Estado para declarar emergencia sanitaria para mitigar, controlar y evitar contagio de covid-19, con la suspensión de actividades no esenciales en los sectores público, privado y social, así como el cierre de playas en todo el litoral del estado.

Se han realizado operativos para el cierre de establecimientos no esenciales, exhortando a mil 057 establecimientos; se difundieron y entregaron 119 lineamientos a funerarias para el manejo de cadáveres de personas fallecidas por Covid-19.

El secretario de Salud agradeció por las donaciones de ventiladores que han realizado instituciones como el Congreso del Estado, la Cruz Roja Mexicana, el INSABI y la Secretaría de Relaciones Exteriores, así como camas para hospitales itinerantes de la Embajada de Estados Unidos en México, a través del Gobierno federal.

Informó que se ha dotado de 4.2 millones de piezas de material de protección personal a los hospitales de reconversión hospitalaria; el 6 de mayo, la Universidad Autónoma de Guerrero y el Gobierno de Guerrero firmaron un convenio de colaboración para ampliar la capacidad de diagnóstico de la enfermedad y con ello fortalecer el procesamiento de pruebas de Covid-19.

El 15 de junio se decretó como obligatorio el uso de cubrebocas en espacios públicos y cerrados, y la recomendación del uso de careta, además de que se estableció la supervisión para que los usuarios en el transporte público lo utilicen.

El 22 de junio se instalaron 45 módulos itinerantes en los que se han tomado siete mil 475 muestras para detectar casos de Covid-19.

En el marco de la Estrategia Nacional para la Prevención y Control del Sobrepeso, la Obesidad y la Diabetes, se efectuaron a nivel sectorial 243 mil 672 detecciones de diabetes mellitus, así como 758 mil 172 de hipertensión arterial, y 172 mil 146 de obesidad, principales enfermedades crónicas no transmisibles; y se ha implementado un programa de actividad física y deporte para fomentar estilos de vida saludables.

Se han destinado 815.2 millones de pesos para enfrentar la contingencia sanitaria, de los cuales 353.7 millones de pesos son recursos extraordinarios ministrados por la federación; se han invertido 375 millones de pesos en la rehabilitación y equipamiento de 161 centros de salud, hospitales de la comunidad y hospitales generales.

Se equiparon los Centros de Salud de Tlapehuala, Zirándaro, San Felipe Acuitlapán de Taxco de Alarcón, Juanacatlán en Metlatónoc, Xalpatláhuac de Tecoanapa, Cruz Grande de Florencio Villarreal, colonia Zapata I de Acapulco, y el Centro Regulador de Urgencias Médicas en Chilpancingo.

En respuesta al Covid-19, entraron en operación dos importantes obras: el Hospital General de Chilapa con 60 camas censables, que funciona como Hospital Covid-1, y se amplió el Hospital General de Tlapa de 30 a 60 camas, como hospital de reconversión Covid-19.

También inició operaciones la Unidad Covid-19 en Iguala, que cuenta con una capacidad de 24 camas y beneficia a más de 300 mil habitantes.

entradas relacionadas
Total
2
Share