Dark Light
El afrontar los problemas tal cual, ni ocultarlos o evitar las confrontaciones fue una de las características del Gobernador Astudillo, las ocurrencias no fueron el eje principal.

Fue el 27 de octubre del año 2015 cuando el Lic. Héctor Antonio Astudillo Flores asumió la gubernatura por el periodo de 2015-2021 ante el Congreso del Estado de Guerrero, heredando problemas severos en el estado como el caso de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, desorden y falta gobernabilidad en las instituciones, el reto era grande sin embargo la esperanza de tener un buen gobierno dominaba en todo momento.
Guerrero en si es un estado complicado por los distintos elementos como los constantes bloqueos, marchas, toma de casetas, la violencia e inseguridad, la pobreza y marginación en zonas como la región de La Montaña, es una bomba de tiempo en constante movimiento.
La disposición al dialogo en todo momento por parte del gobierno estatal fue clave para la solución de los problemas, un gobierno plural que no tuvo distingo partidista y que rescató, auxilió y apoyó a los municipios en tiempos de crisis como lo es el caso de Acapulco para no afectar a los intereses de las personas y con el bien común por delante.
De acuerdo a datos de la Secretaria del Bienestar, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Estado de México concentran el 63 % de la pobreza extrema en el país, el índice de rezago social en Guerrero es muy alto por lo que es prioritario temas como la seguridad, servicios básicos de vivienda, alimentación, educación de los cuales fueron atendidos, sin embargo, para esto no hay presupuesto que alcance.
La gobernabilidad prevaleció en cada instante a lo largo del sexenio, el trabajo en equipo con el gobierno federal y municipal fue de gran ayuda para fortalecer los proyectos en conjunto.
La inseguridad en Guerrero de acuerdo a los datos proyectados en las conferencias mañaneras del Presidente Andrés Manuel López Obrador ha disminuido, Guerrero ya no está en los primeros lugares de violencia en cuanto a delitos como asaltos, robo a vehículos, homicidios, feminicidios, secuestro, Acapulco y Chilpancingo disminuyó la violencia considerablemente en comparación a otros años, sin embargo Iguala ha tenido sucesos lamentables en los últimos días siendo un año complicado lo cual reconoce el gobernador la situación.
El afrontar los problemas tal cual, ni ocultarlos o evitar las confrontaciones fue una de las características del Gobernador Héctor Astudillo, las ocurrencias no fueron el eje principal dentro del gobierno quien claramente comunicó su postura y acciones a través de su trabajo.
Sucesos mediáticos que acapararon los titulares a nivel nacional e internacional, fenómenos naturales que afectaron al estado como tormentas, huracanes, sismos, donde pusieron a prueba la resiliencia de las personas y la fortaleza de salir adelante ante cualquier adversidad son ya parte de la historia de Guerrero.
Una gran inversión en infraestructura educativa, fortalecimiento a los programas sociales, eventos deportivos, turísticos, culturales, fueron puntos a favor del gobierno que en unos días concluirá.
Guerrero pues se enfrenta a un gran reto por las características del mismo, no está para austeridades sino todo lo contrario, para llevar a cabo una trasformación se necesita apoyo en los tres órdenes de gobierno y que cada uno cumpla con lo establecido.

Por: Eric Morales

entradas relacionadas
Total
1
Share