Dark Light
Ya se verá hasta donde dejan gobernar a Evelyn Salgado Pineda y no me refiero a los cercanos, si no al poder central.

Las Cosas de la Política

Lo que viene siendo la frase de despedida de Héctor Astudillo Flores, tiene muchas interpretaciones, para algunos el “Que Dios bendiga a Guerrero”, es un frase de buena voluntad, para otros de incertidumbre y
habrá quienes le den la connotación pesimista de lo que ven venir desde su óptica personal y política.

No hay que olvidar que una bendición es un buen deseo hacia alguien y en este caso a los guerrerenses, es una expresión de buena fe y sobretodo de buenos deseos, claro que todos deseamos que le vaya bien a Guerrero, podemos estar de acuerdo o no con las diferencias, las experiencias y las vivencias políticas, lo que se debe evitar, son las revanchas y las venganzas sin sentido, esto no quiere decir que se busque o se abone la impunidad.

Si alguien ya hizo tratos que busquen poner a Guerrero y a los guerrerenses en manos criminales, haya ellos y sólo hay que pedir que Dios bendiga a Guerrero, esto ya como petición de protección, hay quienes ya traen su lista de revanchas políticas, sociales y hasta personales, otros serán portadores de ofensas públicas, no es nuevo esto, pero si cada vez más recurrente, el poder en manos de rencorosos es insano y muy dañino socialmente.

Hay que reconocer que más allá del trabajo político y administrativo, Astudillo Flores cumplió sus acuerdos y su palabra con la base trabajadora, manejo su postura política al borde, los que suponían iba a salir con conflictos laborales, sociales, políticos y económicos, seguirán en la fobia y en las descalificaciones, para su partido el Revolucionario Institucional queda una nueva corriente, un nuevo grupo y un estilo de hacer política de ahora en adelante.

Se acaba una etapa política e inicia otra, debe de haber serenidad y sobretodo manejo político, se percibe gobernabilidad y gobernanza en el traspaso del poder estatal, se espera continuidad en lo importante, sobretodo en lo referente al bien común de los guerrerenses, ya el tiempo dirá o dará la razón a las opiniones a favor o en contra, ya se verá hasta donde dejan gobernar a Evelyn Salgado Pineda y no me refiero a los cercanos, si no al poder central, por lo pronto en lo personal me quedo y hago eco con la frase de Héctor Astudillo Flores… ¡Que Dios bendiga a Guerrero!

entradas relacionadas
Total
1
Share