Dark Light

El proyecto habitacional de San Agustín Barrio III en Acapulco, de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) para damnificados, fue clausurado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por no contar con la autorización de cambio de uso de suelo.
Suman cuatro unidades habitacionales destinadas para damnificados canceladas porque no tienen los documentos necesarios para su construcción.
En un boletín de prensa se dio a conocer que la Profepa clausuró el proyecto habitacional San Agustín Barrio III, en Acapulco, debido a que los responsables de la obra no presentaron la autorización de cambio de uso de suelo en terrenos forestales.
Por carecer de la autorización emitida por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) procedió la clausura total temporal el proyecto, con base en los artículos 161 fracción ll y 165 fracción Vll de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable.
En el lugar se colocaron sellos con la leyenda de clausurado, y éstos permanecerán hasta que el encargado presente el original de la autorización correspondiente, así como el cumplimiento a las medidas correctivas de urgente aplicación que se dicten durante el procedimiento administrativo.
Esta construcción, ubicada en el poblado El Quemado, se inició bajo la responsabilidad de la Sedatu.
Este es el cuarto proyecto de construcción de viviendas para damnificados que es cancelado por no cumplir con un requerimiento necesario para la construcción.
En el boletín se describe que en la visita realizada por personal de la Profepa, se constató la destrucción de vegetación forestal en 0.39 hectáreas causadas por las actividades de nivelación y construcción de 14 terraplenes.
En la verificación se destacó que la flora dañada fue vegetación propia de selva baja caducifolia, como Capulín, Cubato, Huizache, Cuaulote, Cacahuananche, Palo Brasil, Cuachalate, entre otros.
Se describe que en el interior del terreno no se pudo observar la vegetación arbustiva ni arbórea, ya que se devastó el área para preparar el terreno para su nivelación y la formación de plataformas debido al declive.
La Profepa presume la utilización de maquinaria pesada para la remoción de la vegetación nativa del lugar, ya que durante la diligencia, se observo grandes
volúmenes de tierra.
En el terreno se han construido hasta la fecha 12 plataformas de 12 por 15 metros y dos plataformas de 38 por 15 metros donde se pretende edificar las viviendas para damnificados.
Se descubrió en la zona norte del terreno una barranca donde fueron arrojados los residuos solidos que resultaron de la obra.
Las otras tres obras canceladas se ubican en Mochitlán, Zumpango y en Papagayo, municipio de Juan R. Escudero.

Tomado de ElSur

Deja un comentario

entradas relacionadas
Total
0
Share