Dark Light
Avalaron en fast-track una reestructuración de la deuda pública estatal, que se prolongará hasta 18 años, reduciéndole a la ciudadanía la posibilidad de que se le construya obras de beneficio social, en ese periodo.

El Partido Verde Ecologista de México se manifiestó en contra de lo ocurrido en el Congreso, en San Luis Potosí, donde diputados de los partidos PRI, PAN y PT a quienes acusaron de dar “madruguete a las y los potosinos al avalar en fast-track una reestructuración de la deuda pública estatal que se prolongará hasta 18 años, reduciéndole a la ciudadanía la posibilidad de que se le construya obras de beneficio social en ese periodo”.

En comunicado oficial, afirman que la representación del Partido Verde en la entidad trató de impedirlo votando en contra de que el Estado deje de cumplir sus obligaciones y endeude más a sus ciudadanos durante los tres sexenios siguientes, las ausencias de diputados de Morena y del PAN durante la sesión de este día, provocaron que no hubiera contrapeso en esta lamentable decisión, que le permitirá al gobierno de Juan Manuel Carreras usar recursos públicos a su discreción en vez de abonar cabalmente a la deuda pública.

Bajo el pretexto de un “desbalance presupuestario” causado por la pandemia por Covid-19, el gobierno de Juan Manuel Carreras López había intentado anteriormente convencer al Congreso del Estado sobre “la urgencia” de autorizar un empréstito, primero por 700 millones de pesos, luego por mil 500 millones de pesos.

Este día, en una sesión virtual que duró menos de 20 minutos, una incompleta Comisión de Gobernación sesionó y autorizó al gobierno reducir el monto de pago mensual a la deuda pública, prolongándose hasta 18 años, permitiéndole al gobierno del Estado utilizar al menos 3 mil millones de pesos de manera discrecional en plena precampaña a la gubernatura de ese Estado.

El Partido Verde en el estado, emitió un extrañamiento a las y los diputados integrantes de la Comisión de Gobernación: Paola Arreola (PT), Rubén Guajardo (PAN), Martín Juárez y Beatriz Benavente (PRI), que, faltos de sensibilidad y contrarios a los intereses del pueblo potosino, concedieron un “cheque en blanco” al gobierno de Juan Manuel Carreras en el último año de su administración.

entradas relacionadas
Total
1
Share