Dark Light
El PRI demandará a Morena lo que los hoy integrantes de ese partido demandaban a los gobiernos priístas cuando eran oposición “que el gobierno federal no meta las manos”.


El dirigente estatal del PRI Esteban Albarrán Mendoza informó que entre el 10 y el 15 de febrero estará definido el candidato común con el PRD al gobierno de Guerrero y que el tricolor aceptará los resultados si favorecieran a Mario Moreno Arcos.

Albarrán dio una conferencia de prensa vía zoom antes de partir a la Ciudad de México donde este martes se reunirán las dirigencias nacionales y estatales del PRI y el PRD con sus respectivos candidatos Mario Moreno Arcos y Evodio Velázquez Aguirre para definir la metodología de la encuesta en la que ambos serán medidos.

En la reunión virtual dijo que el 90 por ciento de la militancia priísta está a favor de la alianza, que ha platicado con el senador Manuel Añorve Baños a quien reconoció como “profesional de la política” y que no tiene duda en que habrá unidad en torno a Mario Moreno.

Descartó que vaya a darse un choque de trenes en el municipio de Acapulco entre el grupo político del senador por la aspiración de su esposa la ex diputada Julieta Fernández Marquez y el también ex diputado Ricardo Taja Ramírez, a quienes reconoció oficio y madurez política.

También atajó especulaciones sobre el presunto reparto de municipios y distritos entre PRI y PRD, “si nos repartimos los espacios no van a llegar las mejores candidatas y los mejores candidatos”, respondió al respecto.

Precisó que por esa razón se separaron los procesos de gobernador, con el de Ayuntamientos y diputaciones, con la finalidad de que sean las militancias las que determinen en cada lugar quiénes son las personas que pueden competir y ganar la elección.

Sobre el método de selección del candidato a gobernador dijo que hoy se define la metodología y que la semana próxima las encuestadoras “estarán haciendo su trabajo y aproximadamente entre el 10 y el 15 (de febrero) estará definido el candidato”.

A la pregunta de si el PRI aceptará el resultado si favoreciera al perredista Evodio Velázquez Aguirre respondió que “por supuesto que sí, es un acuerdo entre el PRI y el PRD”, y en el caso de Acapulco afirmó que ambas fuerzas políticas deben salir unidad “porque solos no ganamos”.

Se le preguntó también sobre el uso de programas sociales que fue ventilado en el proceso interno de Morena y dijo esperar que en la elección del 6 de junio “jueguen limpio” y que el PRI demandará a Morena lo que los hoy integrantes de ese partido demandaban a los gobiernos priístas cuando eran oposición “que el gobierno federal no meta las manos”.

De: Enterado

entradas relacionadas
Total
1
Share