Dark Light

Para la elección del 5 de junio por la llamada mini gubernatura de Puebla, se percibe la posibilidad de una caída en la votación de cerca del 30 por ciento, en relación a la última elección, por lo que cabe la posibilidad de que, quien gane esta elección, lo haga con un mínimo de 25mil a 50 mil votos y los acostumbrados más de 200 mil de las 3 últimas elecciones a gobernador.

De acuerdo a las mediciones hasta el mediados del mes de abril, Blanca Alcalá, ronda los 6 puntos abajo del candidato del PAN, Tony Gali, aunque se prevee que para mediados de mayo la diferencia sea de menos 4 puntos y, si se llega a menos 3 se estaría en la posibilidad de iniciar el día de la votación con un “empate técnico” que le daría posibilidades al PRI de darle la vuelta a la elección y ganar con unos 20 mil votos más o menos.

Para lograr este objetivo se hace necesario que la estructura electoral este cuando menos a un 80 por ciento de su operatividad efectiva y lograr que sea totalmente operativa y sustentable el día 5 de junio.

En lo relativo a medios de comunicación, se hace necesario reforzar todo lo relativo a redes sociales como opción inmediata, ya que la comunicación social tradicional se encuentra muy acotada por diferentes circunstancias, independientemente de ya lo acortado de los tiempos oficiales de campaña publicitaria. Las redes permitirán mandar mensajes todavía dentro de la normalidad e independencia de la no regulación.

Hay que tomar en cuenta los porcentajes de MORENA y del PRD, para ver que posibles votantes del llamado voto switcher. Es posible jalar hacia el PRI/PVEM y, ¿cuántos se van a entrar en la abstención aunque sean de filiación panista?

Puebla capital es la zona en la que más está focalizado el voto switcher de cerca del 35 por ciento y este puede irse a diferente opción (independiente, MORENA, PRD, abstención y/o rechazo) tanto la opción independiente (Ana Maria Aranda), como MORENA pueden tener un crecimiento exponencial durante la jornada electoral, lo que de manera indirecta ayudaría a la candidata del PRI/PVEM/PAS.

El PAN ya llego a su tope y su candidato Gali podría descender unos 3 puntos en las preferencias previo a día de la elección con lo que abre la posibilidad del inicio de jornada con un llamado “empate técnico” de acuerdo a las referencias del margen de error en las mediciones.

Hay quienes estiman que del total del Padrón Electoral del estado, la votación emitida estaría por el margen del 40 ó 45 por ciento con lo cual se estaría hablando de un sufragio de más de un millón 800 mil electores y con la posibilidad de que el candidato ganados rebase los 800 mil votos para su triunfo, pero dadas las circunstancias las diferencia entre el primero y segundo lugar no sería tan evidente por lo que se prevee que pudiera quedar entre los 2 y 3 puntos (20 mil a 30 mil votos) lo que podría generar un esquema de protesta legal para revertir o asegurar dicho resultado.

Por otro lado y en el entorno electoral ha resultado evidente la total manipulación, discreccionalidad e injerencia del Estado (léase Moreno Valle) en este proceso electoral, por lo que se hace necesario que en el caso del PRI/PVEM/PAS implemente de manera oportuna su estrategia jurídica para la denuncia de incidencias y la defensa del voto.

Aunque pareciera que a esta elección se le ha dado poca importancia por parte de algunos actores políticos locales, la resonancia nacional hace que este dentro de los esquemas que debe de tomar en cuenta el PRI a nivel nacional, dada su importancia nominal y la lectura que el PAN pretende darle rumbo al 2018 y las lecturas finales permitirán ver fortalezas y debilidades políticas de Partidos, estrategias y hasta de perfiles de candidatos.

Tras el debate de los aspirantes a la mini gubernatura celebrado el 12 de mayo, quedó una vez más de manifiesto el porque el PRI tiene posibilidades de ganar la elección y es que a pesar del Sobrado optimismo del Morenovallelinismo, el hecho de minimizar a la candidata independiente, la cual por cierto fue la ganadora absoluta de dicho debate; le va a generar el que el panismo tradicional (Yunque) y el que ha sido relegado por Moreno Valle al beneficiar a priistas y neopanistas, más el llamado voto switcher serán el fiel de la balanza y esa balanza apunta a Ana Teresa Aranda con el consabido beneficio para el PRI y la antesala de una estrepitosa derrota para Moreno Valle.

Por: Miguel A. Hernández Albarrán

@miguelanh

Deja un comentario

entradas relacionadas

Histórico: sube Banxico tasa de interés a 7.75%

"Con esta acción, la postura de política monetaria se ajusta a la trayectoria que se requiere para que la inflación converja a su meta de 3% dentro del horizonte de pronóstico", dijo Banxico en su anuncio de política monetaria.
Total
0
Share