Inicio Opinión Por Jambao / Por: Miguel Ángel Hernández Albarrán

Por Jambao / Por: Miguel Ángel Hernández Albarrán

5 minuto leer
0
388

Las cosas de la Política

Jambao o Jambao dícese del tragón, del avorazado , del come solo pues, en la costa de Guerrero y en algunas otra regiones hasta se define al Jambao como el aprovechado , abusivo o gandalla, sí, gandalla , ya hablando en el caló del mexicano,la raza , la plebe , o sea el común de la gente del pueblo.

Recuerdo a un coyuquense de pura cepa y aguerrido líder estudiantil y del movimiento de los copreros más allá de los años 60, me refiero a Eusebio «Chebo» Romero; el cual hizo fama dentro de su especialidad como abogado laboral. Su frase Recurrente era “No sean tan Jambados” como referencia a todo aquel que era evidenciado por ser un avorazado en la política o en lo social y claro la profería en toda ocasión con el tono jocoso del costeño “lo jambao no se les quita” .

Así pues el «Jambao» no tan solo es el tragón, si no, el que no tiene llenadero en política, Jambao es aquel que quiere todo el poder a costa de y sobre lo que sea, ejemplos sobran y actualmente tenemos uno que se siente único y omnipresente , dueño de la verdad absoluta y que vive en su realidad alterna y totalitaria, su «perritura» (otro terminó costeño) lo hace ser poco empático con determinados sectores y géneros sociales y físicos.

Este excesivo egocentrismo hace que quien detenta poder asuma posturas muy radicales hacia determinados temas y políticas públicas que conllevan el beneficio al sector al que demuestra , rencor, enojo o sentimientos encontrados desde el punto de vista emocional o mental y como ejemplo tenemos el manejo misógino del tema de las mujeres mexicanas que reclaman un «ya basta» a todo contexto en que las han encuadrado, política, económica y socialmente.

El sisma que se ha generado a raíz del movimiento feminista del 8 y 9 de marzo ha cimbrado las estructuras del y los «jambaos» a grado tal de que la la fractura a su base política los pone a punto de derrumbarse , esto a pesar de las bravatas (conservadurismo disfrazado de feminismo) que demuestran el nerviosismo de la ya anticipada derrota.

Podemos utilizar muchos «guerrerismos» costeños para definir la realidad actual de la política nacional, para definir cómo muchos políticos andan como «cuche en callejón» y a los que se les hace «bolas el engrudo» y como culebrina se pueden o se van a ir a la Yumba y eso aplica para uno solo, él cual vive su hermosa utopía y eso le va a a pasar …¡Por Jambao!

PD. Ya no hay un antes, ya todo es después y la realidad es que el hoy atropella a quien se equivocó y ¡ya cayó!

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Confirma De la Peña 4 muertes por coronavirus en Guerrero

El aislamiento social y sana distancia de la población, son la ruta que deben de llevar la…