Dark Light
México está en franca desventaja en la búsqueda de la inmunización masiva al corto y mediano plazo, pero adoptar iniciativas acordes a la emergencia que potencien la economía acortarían los tiempos de la crisis


Frente a la pandemia, el gobierno federal ha dado al turismo un trato cínicamente
parsimonioso. Cuesta entenderse el desdén hacia ese sector cuando es pieza
esencial del Producto Interno Bruto nacional y regional.
Tan solo en 2019, el PIB turístico significó ingresos por 24 mil 816 millones de
dólares para México y representó el 8.7 por ciento del PIB total. Y aunque generaba
también 4 millones 500 mil empleos directos hasta antes de la emergencia
sanitaria, la Federación no prevé ninguna estrategia prioritaria para una
reactivación gradual de los servicios que componen la industria turística.
La indiferencia se acentúa este 2021 con restricciones sanitarias extendidas en esa
actividad, mientras se enaltecen los programas sociales federales como panacea de
la crisis económica. Y en época electoral, la política paternalista resulta más
rentable que un rescate o apoyo al amplio segmento de los viajes.
En otras latitudes, a diferencia de nuestra realidad nacional, se empeñan esfuerzos
para retomar de inmediato la captación de visitantes, conforme avanza la
aplicación de vacunas a una velocidad dispar a nivel mundial.
Gobiernos que ponderan la importancia del turismo están conscientes de que las
divisas generadas por los viajeros son vitales en sus economías. China, aún con el
estigma de ser cuna del Covid-19, es un ejemplo de ello. Hace unos días anunció la
creación de un pasaporte digital sanitario para que sus ciudadanos viajen hacia o
desde el extranjero, medida que pretende, a la par, una reapertura paulatina de
sus fronteras. Se trata de una aplicación móvil para teléfonos inteligentes que
muestra un historial clínico del usuario, sus resultados de test Covid y si este ya fue
inoculado contra el virus. La urgencia de reavivar el turismo no es menor: el gigante
asiático captaba más de 62.9 millones de turistas hasta el cierre de 2019.
El “pasaporte sanitario” también es analizado como medida doméstica por Estados
Unidos, el tercer país más visitado del mundo, y la Unión Europea, con Francia y
España como las naciones con mayor captación internacional de visitantes.
El pasado 1 de enero, planteé en estas páginas la necesidad de crear un chip o
carné que identifique a las personas vacunadas contra el Covid-19 para normalizar
la actividad turística y el segmento de viajes. Hablé de un distintivo o una suerte de
certificado sanitario para portación de los ya vacunados, a prueba de falsificación,
como hoy lo hace China.

Este documento físico o digital -referí- ofrecería garantías en México hacia la
reapertura total de restaurantes, bares, discotecas, centros nocturnos, hoteles,
centros comerciales, entre otros negocios en número rojos que operan en la
incertidumbre de un semáforo epidemiológico carente de criterios sanitarios.
Mientras el fin de la pandemia sea impreciso y la vacunación avance según la
capacidad económica de cada nación, el gobierno mexicano debe tragarse su
aversión a la innovación/adaptación y valorar la emisión de este documento que
será un requisito universal indispensable para los viajeros.
México está en franca desventaja en la búsqueda de la inmunización masiva al
corto y mediano plazo, pero adoptar iniciativas acordes a la emergencia que
potencien la economía acortarían los tiempos de la crisis, si es que la fortaleza de
micro, pequeños y medianos empresarios soportan los embates de la pandemia,
atizados por la insensibilidad oficial.
Pedro Kuri Pheres en Facebook

entradas relacionadas

Cuando se me hinche / Miguel Ángel Hernández Albarrán

PD. Guerrero se está jugando su futuro en esta elección, la alternancia nos puede hacer dar un salto hacia el "cabus del desarrollo" como decía Ruíz Massieu o la instauración de un nuevo modelo mixto de Alianzas políticas que puedan dar continuidad, gobernabilidad y gobernanza, el voto del guerrerense decidirá y no habrá otra oportunidad de fortalecer a nuestra incipiente democracia.
Total
1
Share