Inicio Opinión Parar no es detenerse / Por: Daniel Hernández 

Parar no es detenerse / Por: Daniel Hernández 

6 minuto leer
0
160

Hemos tenido tiempos que nos han permitido reflexionar, que haya menos ruido ahora nos permite concentrarnos en algunos aspectos que de otra manera no hubiéramos podido, que nos habría resultado más complicado poder analizar. Esa reflexión en algunos casos nos ha llevado a expandir nuestras emociones y conocimientos para bien, pero en otras ocasiones nos hemos visto atrapados en los puntos que antes nos tenían supeditados al estilo de vida que se llevaba de acuerdo a las circunstancias de cada uno.

Los hábitos son uno de los puntos que más nos hemos podido permitir detectar con respecto a nuestra salud, en sus diferentes tipos, los alimentos son muestra de esto, antes nos sentábamos a comer, eso conllevaba que se hiciera con premura o con rapidez, disminuyendo las opciones para elegir, ahora además de sentarnos a comer hemos podido detenernos a preparar lo que ingerimos, descubriendo sus propiedades positivas y negativas, coincidiendo que compartirlos es otra manera de aumentar su lado bueno.

Antes de esto teníamos una numeralia enorme de cosas por hacer, horarios, traslados, entradas, recesos, salidas, dividendo las semanas en trabajo y sus fines, mañana, tarde y noche, vasos de agua, gramos de alimentos, mínimos y máximos permitidos, minutos para disfrutar cada número en nuestra agenda o en nuestra lista. Ahora tenemos, en la mayoría de los casos, momentos, motivos y experiencias, la cuantificación cambio por la la cualificación.

Pudimos notar que aunque algo nos  detenga el mundo no deja de girar, política, economía, sociedad, dentro y fuera de los hogares, en nuestras colonias o municipios, en las empresas y países, para los actores principales y los grupos a los que pertenecen. Todo en diferentes niveles, los golpes a los bolsillos se dieron, se dan, desde las carteras en las casas hasta las bolsas de valores y las chequeras en los bancos. Hubo que parar pero la economía no se puede detener, unos lo resienten más que otros, pero de a poco todos lo vamos asimilando.

En temas sociales también hubo una pausa, pero no un alto, las tecnologías nos ayudaron, otras veces nos perjudicaron, las manos no pueden dejar de estar ocupadas, los ojos y los oídos menos, algunas veces eso satisface algunas nuevas emociones prefabricadas, vendidas y adheridas a las vidas de los que en una pantalla ven reflejado un estilo de vida, alejados si, desconectados no, bien o mal, pero necesario.

La política se hace hasta cuando no se hace política, se ha escuchado decir, algunas veces con más sensibilidad y profesionalismo que otras, cada campaña empieza al terminar la anterior, siempre son esos tiempos, mas si se ve en el futuro, próximo o lejano, un éxito presente no se puede medir hasta que llegan los números de los resultados, al tiempo, mientras las noticias siguen corriendo al ritmo que sea necesario.

Son pues tiempos de reflexión, de aprendizaje y crecimiento, en algunos casos son muy difíciles las situaciones que se viven, unidos es una gran manera de salir adelante, ya lo hemos hecho antes, esta vez no será la excepción, cuidando que es una nueva realidad y sin descuidar lo que hasta ahora tanto se ha cuidado, teniendo presente que a veces hay que parar pero el mundo no puede detenerse, lo vemos, leemos, escuchamos y vivimos a diario, es la vida misma.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Guerrero con Covid19, influenza y dengue para octubre, advierten.

“No hay una fecha definida para controlar la pandemia. Pero una de las proyecciones es que…