Inicio Opinión Otro Tianguis Turístico, otro Acapulco / Por Pedro Kuri Pheres

Otro Tianguis Turístico, otro Acapulco / Por Pedro Kuri Pheres

6 minuto leer
0
389

A ocho años del retiro formal del Tianguis Turístico de Acapulco -su sede original durante 36 años consecutivos-, la itinerancia del evento implementada desde 2012 no ha dejado las secuelas advertidas a nuestro puerto.

Aquella controversial decisión del entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa fue asumida en su momento como la estocada final contra este puerto, tras intensos embates asociados a la violencia recrudecida a principios de 2010 que favorecieron a otros destinos donde se acapara al turismo extranjero.

Sin embargo, sacar al Tianguis de aquí, de su casa, y ubicarnos como su sede discontinua ha resultado muy aleccionador. De entrada, la intermitencia bianual permite a otros destinos tener una válida proyección turística mediante el evento y obliga a Acapulco a innovar la organización del mismo y a presentar un rostro distinto del puerto a los tianguistas para elevar su atractivo.

Sin ser propiamente su objetivo, la itinerancia del Tianguis Turístico ha propiciado una medición de fuerzas entre los destinos que lo reciben y Acapulco ha sabido aprovechar su condición de organizador con experiencia de más de tres décadas. Ningún Tianguis Turístico itinerante en Acapulco ha sido similar. Todos se han superado a sí mismos por esa imperiosa vanagloria de demostrar la capacidad del puerto para albergar el evento turístico más importante de México y, de forma meramente instintiva, fraguar la recuperación de la sede permanente.

Otro aspecto, quizá el más destacado de ese deseo de superación continua para no quedar a la zaga, es la constante modernización del puerto como anfitrión del evento y el aprovechamiento del Tianguis como ventana mediática para generar confianza hacia potenciales capitales mediante el anuncio de nuevas inversiones y el arranque de proyectos.

En esta edición 44, por ejemplo, se formalizará la construcción de un hospital de primer nivel en la zona Diamante para promover el turismo de salud, con la colocación de la primera piedra de la obra, al igual el nuevo estadio que será sede del Abierto Mexicano de Tenis.

A diferencia de 2017, los más de mil compradores, así como representantes de los 31 estados del país y de otros países que recibirá Acapulco en este Tianguis, se encontrarán una zona Diamante renovada que estrena la conclusión del Distribuir Vial del Fórum y obras integrales para agilizar la circulación vehicular con dirección al aeropuerto internacional, playa Bonfil y Barra Vieja. Asimismo, se entregará la ciclopista de Mundo Imperial-Tres Vidas.

Esta edición también permitió concretar el ambicioso proyecto de rescate de playa Manzanillo y el Paseo del Pescador para devolver vida a la zona Tradicional, como parte del mejoramiento general en distintos puntos de la bahía.

Entonces, más que repercusiones, el Tianguis Turístico itinerante ha sido una oportunidad para revalorar la condición de Acapulco como destino turístico que hoy orienta su diversificación hacia segmentos como convenciones y negocios, y también a eventos deportivos nacionales e internacionales, sin descuidar las temporadas vacacionales que dejan importante derrama económica.

La agonía vaticinada hacia nuestro puerto a inicios de esta década, quitándole un evento-producto que parió hace 44 años y atizando el impacto mediático de la violencia, contrasta con la vitalidad y la notable recuperación económica que se antoja sostenida.

El Tianguis Turístico, aquí o en otra ciudad, seguirá evidenciando un Acapulco vivo, atractivo y decidido a no perder su posición de pionero del turismo en México.

Pedro Kuri Pheres en Facebook

@pedrokuripheres en Twitter

acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Empieza a llegar el turismo de fin de año a Guerrero

Se estima la llegada de más de un millón 100 mil paseantes Acapulco, Gro., 15 de diciembre…