Dark Light
Una persona infectada puede distribuir millones de partículas, y bastan unas pocas de estas para contraer la enfermedad.

Hace una semana, la provincia china de Sichuan reportó que medio centenar de niños se habían contagiado de norovirus, que se caracteriza por una inflamación estomacal o de los intestinos que termina en una gastroenteritis aguda.

La revista, que cita al Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), consigna que “el contagio, que puede producir vómitos y diarrea, afecta de forma más grave a los niños pequeños y a los ancianos”.

“Un estudio médico dice que las personas infectadas con norovirus pueden experimentar fatiga, dolores musculares, dolores de cabeza y fiebre baja, incluidos escalofríos. Los síntomas duran entre uno y dos días”, dice, en tanto, un artículo del Nuevo Periódico.

De acuerdo con esa investigación, unos 65 millones de personas se infectan de la enfermedad, para la que aún no hay vacuna, cada año en el mundo.

Una persona infectada puede distribuir millones de partículas, y bastan unas pocas de estas para contraer la enfermedad.

En el caso de China, los niños que fueron diagnosticados (y que están mejorando) se contagiaron todos en una escuela.

entradas relacionadas
Total
2
Share