El gobernador Héctor Astudillo, calificó de miserable que un pequeño grupo de ciudadanos a quienes aparentemente obligaron a intentar impedir el inicio de operaciones del Centro de Salud con Servicios Ampliados de Cruz Grande.

Por más de 6 horas los asistentes al evento de inauguración del hospital así como personal médico y administrativo del mismo fueron retenidos por los manifestantes.

Astudillo destacó mediante su cuenta de Twitter que el Centro de Salud es una obra que por más de 10 años estuvo inconclusa.

«Entendemos las diferencias, pero no aceptamos el atentado contra la salud pública. Ponerlo en marcha es un asunto de bienestar social para la Costa Chica»

Además abogó por el respeto al personal médico y administrativo del lugar.

«Quienes realizaron este miserable acto deberían avergonzarse» sentenció

Calificó a los manifestantes como un pequeño grupo que por intereses políticos intentó impedir el inicio de operaciones del Centro de Salud.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

Refuerzan medidas para contener contagios en Guerrero

El considerable incremento de contagios por Covid-19 registrado en los últimos días en Gue…