Inicio Guerrero Millones de pesos para seguridad, ejercidos irregularmente en administración de Marco Leyva

Millones de pesos para seguridad, ejercidos irregularmente en administración de Marco Leyva

4 minuto leer
0
42

Casi 200 millones de pesos destinados para acciones de seguridad fueron ejercidos de forma irregular por el gobierno de Chilpancingo, el cual encabeza Marco Antonio Leyva Mena.
De acuerdo con la presidenta de Alto al Secuestro, Isabel Miranda de Wallace, Chilpancingo, es uno de los municipios del país con las mayores irregularidades en el tema del manejo de recursos públicos para el combate a la inseguridad, cabe recordar que la capital del estado es una de las 20 ciudades más violentas del país.
De hecho, desde el año pasado se informó que Chilpancingo, es uno de los municipios de Guerrero con las mayores irregularidades en la comprobación del subsidio para Seguridad Pública.
El informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), informó hace más de un año que Chilpancingo tenía pendiente por acreditar al menos 700 mil pesos.
La capital del estado recibió en el 2016, por parte del Subsidio a los Municipios para la Seguridad Pública (SUBSEMUN), 6 millones 294 mil pesos, pero no ha comprobado el uso de dichos recursos.
Además, en ese mismo año, el gobierno de Chilpancingo generó un supuesto contrato de 600 mil pesos para la compra de uniformes a policías municipales, pero no lo acreditó ante el SUBSEMUN.
El alcalde, Marco Antonio Leyva, quien en octubre del año pasado pidió permiso ante los cúmulos de inconformidades ciudadanas en materia de seguridad pública y recolección de basura que incluso generó un problema de saneamiento, presenta observaciones en la fiscalización de la ASF.
Tras ocho meses de estar fuera del ayuntamiento, el mes pasado Leyva Mena regresó al cargo.
De hecho, la ASF en una evaluación nacional, colocó el año pasado a Chilpancingo en la séptima posición nacional como el municipio que no ha comprobado la aplicación de los recursos federales.
La crisis de seguridad
El reflejo de la falta de acciones para el combate a la violencia y la profesionalización a policías se reflejó a finales de enero pasado fueron retirados los 150 efectivos municipales por estar bajo proceso de investigación por el asesinato de dos jóvenes en diciembre del 2017.
Tras ese hecho, la Policía Estatal se hizo cargo de las tareas de seguridad, pero el 23 de junio pasado, los policías municipales regresaron a vigilar las calles de Chilpancingo.

Cargue Artículos Más Relacionados