Dark Light

El grupo Acción Ciudadana frente a la Pobreza presentó una estrategia para realizar cambios a los ingresos en el país.

En el contexto del Día del Trabajo, diversas organizaciones civiles agrupadas en el grupo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza presentaron la campaña “Quien trabaja no debe ser pobre”, que busca dignificar el salario mínimo, actualmente ubicado en 73.04 pesos, ajustándolo por encima de la línea de pobreza que establecen datos del Coneval en 89.30 pesos.

Los integrantes del grupo hicieron énfasis en que las políticas de contención y pérdida de valor del salario mínimo son uno de los factores centrales de la desigualdad en México y reflejan el desdén gubernamental por un tema tan trascendental, por lo que en septiembre próximo realizarán foros.

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) alrededor de 5.3 millones de personas que trabajan asalariadas perciben ingresos inferiores al costo de la canasta alimentaria.

“Queremos dejar en claro que el incremento sustancial al salario mínimo para que cubra al menos lo necesario para la subsistencia de una persona en lo más básico, es sólo el primer paso y está destinado únicamente a quienes perciben los ingresos más bajos”, aclararon.

La campaña “Quien trabaja no debe ser pobre” incluye la realización de materiales de difusión para redes sociales y de circulación directa como hojas informativas y documentos de análisis que se harán llegar a tomadores de decisiones, empresarios, empleadores, líderes de opinión y medios de comunicación.

 

Tomado de EXPANSIÓN

Deja una respuesta
entradas relacionadas
Total
0
Share