Inicio Opinión Los gritos de «El Grito» / Por: Miguel Hernández

Los gritos de «El Grito» / Por: Miguel Hernández

9 minuto leer
0
146

Las Cosas de la Política 

Llegaron las fiestas patrias, se acabó el fin de semana largo, pasó el desfile, hubo «gritos» y grito de independencia, hubo debate, elucubraciones, sospechosismo, debate y dislate, polarización política, dimes y diretes y una vez más queda claro que la Política a la mexicana es bizarra, rural, silvestre, folclórica, globera y el adjetivo que gusten darle le queda de descripción justa, sin desperdicio alguno.

 

El primer grito como presidente constitucional como presidente de México de AMLO (los dados en rebeldía se autonombró «legítimo), muy a su estilo comunicacional Andrés Manuel dio a conocer que serían 20″ vivas» y para lo cual se iría previamente a su finca a prepararse y es tras su anuncio plasmado en redes sociales, empezaron las especulaciones y los «gritos», el debate, la rumorología y sobretodo las circunstancias que hacen generar suspicacias.

 

Se da la liberación de 24 acusados de la desaparición de 43  normalistas del caso AYOTZINAPA coincide con la fecha de los festejos de Independencia, se envía al senado la iniciativa de ley de amnistía (a la cual habrá que leer «entre líneas» y las letras pequeñas las cuales la más de las veces son las más importantes), ¿causalidades? ¿O parte de la inercia distractora aprovechando el debate de los «gritos»?.

 

Se dieron tres días de debate en redes, debate que demuestra la polarización y la manipulación política, las redes y los usuarios de las mismas demostraron su humor, mal humor, unos desquitaron su chamba, otros demostraron ingenio, unos aprovecharon su status de incógnito has para agredir, otro usaron su nombre propio para debatir, se monitoreo para ver el pulso político y social, hubo memes, chistes, fantasía, chistes y groserías, al fin y al cabo la catarsis dio sus ganancias.

 

Que sí habrá un viva la cuarta transformación, viva la revolución social bolivariana u mencionar a líderes y héroes no nacionales, que sí será austero o más de lo mismo, que se llena de acarreados, que harán los malosos y cómo será el clima social en el país para las ceremonias paralelas que siempre se dan, hubo quienes le pedían a Dios Tlaloc lluvia para el zócalo de la CDMX, nada pasó y todo pasó , el debate alcanzó al lábaro patrio por su notoria ausencia previa al no ser izada en la plancha del zócalo y el pensamiento de que podían cambiarle el águila.

 

Se dio el grito fue largo, sin grandes sorpresas y sí con gran debate, que si menciono a todos los que debía, que si olvidó a  Vicente Guerrero consumador de la independencia lo que ocasión sentimientos políticos encontrados y demostró ignorancia hasta el algunos historiadores de la vida política guerrerense) , que si un viva fue a la fraternidad masónica (con todo y simbología) , que si se le vio solo, pequeño (Fox dixit), si portó la banda presidencial, que si el traje o el vestido de Beatriz, que no hubo invitados, pero si hubo. Que si hubo besamanos y cena austera o no ya se sabrán los costos y los invitados, todo cambia y nada cambió (solo formas)

 

Y se dieron las ceremonias en todo el país, en todos (o en casi todos) los ayuntamientos, los gritos se dieron a usos y costumbres, a tradiciones, a gustos y preferencias políticas, bueno hasta lo bizarro de la política como lo es el caso del alcalde de Amacuzac en Morelos que dio el grito desde su celda en la cárcel en la que está recluido o el otro que usó su propia banda presidencial o los que sí gritaron «viva la cuarta transformación» y fueron abucheados, hubo el suceso violento en el estado natal de López Obrador al ser atacado un bar en Tabasco con el resultado de 5 víctimas mortales.

 

Pasó el desfile, desfilaron las pipas (al menos algunas), desfiló la Guardia Nacional, carros alegóricos de los programas sociales insignia (los cuales por cierto tienen sombra de presuntas corruptelas en su funcionamiento y operación administrativa, se cumplió con el ritual de las fiestas patrias y para unos el debate previo fue necesario, para otros sirvió de pulso social y político.

 

Que sí el grito fue bueno, malo, magnánimo, formal, institucional, culto al ego o al «soy el Estado», que sí protocolario o no, que si  sobrio y austero, eso seguirá siendo el debate, hay quienes incluso dicen vieron a AMLO como presidente por un día (habrá que esperar si ya lo hace o lo hará de tiempo completo) el debate seguirá, la polarización política y social ya tiene su inercia propia, el activismo electoral seguirá permanente y por un buen rato seguiremos hablando de… LOS GRITOS «DEL GRITO»

 

PD. Esperemos que la cruda de los festejos de Independencia no nos traiga una gran dependencia hacia el populismo y se piense más en el BIEN COMÚN de todos y no meramente en ocurrencias , dislate y disparates de gobierno de un solo hombre.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Supervisa Astudillo avances del Programa Nacional de Reconstrucción en Guerrero

El gobernador Héctor Astudillo Flores, acompañado por el Subsecretario de Ordenamiento Ter…