Inicio Opinión Los Cínicos / Por: Miguel Hernández Albarrán

Los Cínicos / Por: Miguel Hernández Albarrán

6 minuto leer
0
308

Con el título del presente texto no pretendo referirme a la corriente de pensamiento filosófico, si no al adjetivo que la palabra significa : Cínico es un adjetivo aplicable a la persona que tiene una actitud irónica o sarcástica, propia de individuos que se interesan en disimular su descaro. La sonrisa cínica es muy característica de personas que sienten indiferencia o desprecio por la sociedad, que tienen un comportamiento displicente y capacidad para mentir descarada y desvergonzadamente. Tal cual es la realidad del pensamiento y actuar de la actual corriente política que gobierna el país.

Así como Diogenes de Sinope fue uno de grandes representantes de los Cínicos en la antigua Grecia, en México tenemos a quien representa el cinismo político, como una corriente de pensamiento político y norma de ser, actuar y gobernar, ejemplos sobran, en lo que va de estos casi dos años de gobierno y desde un púlpito mañanero hemos visto cómo el cinismo encarna en quien dice ser el Estado y es coreado y aplaudido por sus fieles empleados quienes son parte del cinismo oficial.

SI bien es cierto el hecho de que una gran mayoría de políticos caen en acciones y actuar que raya en el cinismo, también hay que reconocer que el actual gobierno y quien lo dirige tiene como base el cinismo como norma de ser y actuar, o ¿acaso la sonrisa burlona y las frases socarronas no lo demuestran?, el cinismo queda demostrado bajo el esquema de repetir una mentira como si fuera una verdad, su verdad.

Podemos dar varios o muchos ejemplos del actuar de los cínicos que son ejemplo de la cuarta transformación y podemos nombrar a algunos; Monreal, Ackerman, Los Sandoval Ballesteros, Durazo, Sheinbaum, Félix Salgado, Dolores Padierna, Batres, Mario Delgado y un sin número más que con sus declaraciones y afirmaciones los enmarcan en los «cínicos de la #4T».

El caso del cinismo y de los cínicos queda muy bien ejemplificado en el manejo de la pandemia y sus mortales consecuencias, solo baste ver a Gatell y al propio AMLO en sus declaraciones, excusas y sobretodo en sus cínicas sonrisas, al referirse a las víctimas y evadir su responsabilidad, habrá que recordarles que las víctimas son ciudadanos mexicanos con nombre y apellido, familia e historia personal propia.

A raíz de los llamados vídeo escándalos iniciados por la filtración de uno que se supone es presunta prueba del caso Lozoya, bien dicen que a toda acción siempre habrá una reacción y esta no se hizo esperar, con otro video, en el cual aparece el hermano de Andrés Manuel recibiendo dinero y mencionando una «biblia» (libreta de apuntes de lo recaudado) y bueno el cinismo en toda su expresión salió a relucir en la respuesta da dada por el propio López Obrador, si mientras que en un vídeo la entrega de dinero era CORRUPCIÓN, en el de Pío López Obrador el hermano es APORTACIÓN, caray que semántica tan apropiada para evadir responsabilidad y sobretodo para reafirmar el cinismo del actuar y la forma ser y ejercer el poder político, en fin, tal parece que hay que aceptar el hecho de que en esta etapa México pasa por el gobierno de… LOS CÍNICOS.

PD. Queda claro que el cinismo es la carta de presentación de la llamada cuarta transformación, ¿o no?

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Dan acapulcazo a Magistrados federales señalados de corrupción 

Acusados de corrupción y como “castigo”, el Poder Judicial de la Federación manda a magist…