El expresidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa, están a un paso de lograr su libertad, luego de que lograron echar abajo todas las acusaciones que la entonces Procuraduría General de la República (PGR) consignó en su contra por el caso Ayotzinapa, es decir, sólo los mantiene en prisión una causa penal.

De acuerdo con Milenio, se trata de una orden de aprehensión librada el 6 de octubre de 2017 y que fue cumplimentada este año, en donde se les acusa de los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita, revelaron funcionarios federales.

Los testigos que declararon en esta causa penal contra los Abarca son los mismos cuyos testimonios fueron invalidados por un juez federal y un tribunal colegiado, ambos en Tamaulipas, porque se demostró que fueron víctima de tortura.

En los próximos días se definirá si José Luis Abarca y su esposa dejan el penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México y el penal federal femenil de Amacuzac, Morelos, respectivamente.

Hasta el día de hoy, Abarca ha ganado en seis casos, mientras que su esposa en cinco y hoy solo tienen pendiente la causa penal por supuestos delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Cabe mencionar que a nivel estatal, el expresidente municipal tiene una acusación por el presunto asesinato del perredista Arturo Hernández Cardona, la cual podría librar, porque cuatro de los coacusados en este delito recuperaron su libertad por no existir elementos.

Tomado de NopasaNada.mx con información de Lasillarota.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Historia
Comentarios cerrados

Mira además

Supervisa Astudillo avances del Programa Nacional de Reconstrucción en Guerrero

El gobernador Héctor Astudillo Flores, acompañado por el Subsecretario de Ordenamiento Ter…