Dark Light
Grupo Gayosso, la empresa líder en la prestación de servicios funerarios en México comparte información de valor en su blog realizado por el grupo de especialistas en tanatología

Ciudad de México, a 25 de marzo de 2021.- Grupo Gayosso, la empresa líder en la prestación de servicios funerarios en México comparte información de valor en su blog realizado por el grupo de especialistas en tanatología para la nueva plataforma de Vida y Bienestar, en donde se desarrollan los temas y aspectos más relevantes para la salud emocional y en esta ocasión sobre: las fases del duelo.

La pandemia y el confinamiento han modificado todo, desde la forma de vivir, la forma en la que acontecen las pérdidas tanto emocionales como materiales. Cuando la muerte llega, sufrimos un proceso emocional desadaptativo llamado duelo y este se va experimentando en diferentes momentos, con emociones y sensaciones que muchas veces se desconocen, con la creencia de que es muy díficil salir de esta fase, ya que vivir una pérdida significativa cambia la vida de cualquier ser humano.

Elisabeth Kübler-Ross (2010), quien es la autora del libro: “Sobre la muerte y los moribundos” comenta que “la muerte es todavía un acontecimiento terrible y aterrador, y el miedo a la muerte es universal y todavía no lo tenemos dominado”, y al final no importa lo que perdemos si no como esta pérdida nos afecta. Esos momentos, formas y tiempos, la autora las engloba en las siguientes etapas:

Negación y asilamiento:
Ira
Pacto
Depresión
Aceptación y esperanza.

Por otro lado, el autor John Bowlby (1980) propone las siguientes fases para explicar el duelo:
Fase de aturdimiento o de shock
Fase de anhelo y búsqueda de la persona perdida
Fase de desorganización y desesperación, y
Fase de reorganización.


Al experimentar la muerte de un ser amado, con quien se tenía una relación emocional consistente, la realidad se mueve y deja en muchas ocasiones sin saber por dónde comenzar. De alguna manera todos viven y procesan de diferente forma la muerte de un ser querido, porque el duelo es personal y único, por lo cual puede llegar a sorprendernos la manera de reaccionar ante ello.


Como explican los autores antes mencionados, al inicio de una pérdida el cerebro se protege evidenciando un mecanismo de defensa llamado negación, que hace sentir que lo que se está viviendo no ésta sucediendo, cuesta trabajo creer que es verdad. Por eso en ocasiones el comportamiento es como si se estuviera presenciando algo, pero desde otro cuerpo, sin sentimientos o sensaciones en el momento.

Conforme va pasando el tiempo, el cerebro, a diferentes ritmos, dependiendo de cada persona, se asimila e inicia un proceso de aceptación a la realidad, pero a su vez, en algunos va creciendo un sentimiento de enojo profundo (Ira), miedo, ansiedad, angustia, llanto, culpa, los cuales en ocasiones se pueden desatar en contra de los seres queridos, o tal vez con el familiar que ha partido, e incluso puede verse reflejado con alguna deidad, o con acciones que se pudieron haber hecho, porque cuesta aceptar que un ser querido murió, que ya nunca estará y como un reflejo de la insatisfacción, se producen dichos sentimientos


En muchas ocasiones el dolor que se llega a sentir por la ausencia del ser querido, podría generar un acercamiento o fortalecer una creencia religiosa, donde de alguna manera se negociará el poder sentirse mejor a cambio de algo que este dispuesto a hacer, con la finalidad de que esta sensación cambie. Otras veces no se quisiera existir, porque se siente tanto dolor, que se somatiza en el cuerpo, y el alma de la persona que está en este proceso podrá sentirse muy lastimada, pero esto sucede mientras la realidad se acomoda y procesa en el pensamiento en el aquí y el ahora.

Este sentimiento de tristeza se va a agudizando conforme va pasando el tiempo, se puede ir sintiendo cada vez más a menudo fuera de lugar, es increíble, darnos cuenta qué antes de la perdida, se pertenecía a un grupo de amigos o familiares y ahora pareciera que no encajamos en ellos Por otro lado, en algunas personas, éste desgano comienza a hacerse presente en su forma de vivir, ya disfrutan las mismas cosas, aunque todo les lleva al recuerdo que hoy lastima.


Sin embargo, en un duelo sano, sin darse cuenta, poco a poco la ausencia se va volviendo parte de la nueva cotidianeidad, se va a tratando de cumplir con las actividades y obligaciones, y se sigue con el flujo de la vida pero sin ese entusiasmo, y el correr del tiempo a veces no da la oportunidad de detenerse, (aunque a veces la persona quiera hacerlo para procesar el dolor).

Se comprende que las pérdidas significativas pueden desestabilizarnos y nos des-adaptan, con fluir del tiempo estas van llevando a otra parte de la vida, aunue no siempre la nueva forma es incomoda, a unos puede ayudarles a mejorar la calidad de vida.


“Hay muchas maneras de vivir el proceso de duelo, por lo que es importante recordar que dependerá de la personalidad, el tipo de muerte, las circunstancias en que ocurrió el deceso entre otros, son fundamentales e influyen en el desarrollo del proceso de duelo”, comentó Anahí Polo, coordinadora de Tanatología en Grupo Gayosso, “Por lo cual se sugiere activar redes de apoyo, aceptar el tiempo como viene y acercarse a un profesional para que pueda brindar acompañamiento y guía en estos momentos. Seguro juntos encontraremos la mejor manera; una que se adecue a ti”.

Para acceder al contenido de la plataforma Vida y Bienestar, le invitamos a consultar www.gayosso.com. Para seguir las transmisiones totalmente abiertas y gratuitas vía streaming los jueves a las 19:00 hrs, visitar la página de Gayosso en Facebook, el material también se encuentra disponible en YouTube y Spotify.

Foto: Francisco Moreno / Unsplash

entradas relacionadas

Plantas para decorar el baño y convertirlo en una pequeña selva

No hay nada más reconfortante después de un día pesado que darse un baño con agua caliente y qué mejor cuando la habitación es un pequeño santuario para darnos calma y paz. Un baño rodeado de matices verdes y plantas que lo llenen de vida lo vuelve todavía más acogedor para cuando requieras tomarte unos minutos sólo para ti. Se piensa que es difícil lograr un pequeño paraíso verde dentro del baño debido a que normalmente no están muy iluminados con luz natural. Además de que guardan demasiada humedad que podría dañar la salud de la vegetación. Pero esto no es así, sí que existen plantas ideales para el baño que soportan bastante bien la falta de luz y el exceso de humedad. Te dejamos un listado para que construyas tu propio oasis y disfrutes de un baño lleno de vida y tranquilidad. Plantas para colocar en el cuarto de baño Orquídea polilla orquídea polilla Las orquídeas con frecuencia tienen fama de quisquillosas, pero existen algunos tipos que soportan bien las condiciones de humedad y florean frecuentemente. Una de ellas es la orquídea polilla cuyo nombre científico es Phalaenopsis spp, una planta perfecta para el baño. Lo que sí es que requiere de mucha luz, pero bastará con que la coloques cerca de una ventana brillante para verla florecer. Bambú de la suerte plantas para baño El bambú es una de las plantas más nobles que existen, no requiere de muchos cuidados e incluso puede sobrevivir en macetas sin tierra mediante la hidroponía. A cambio nos ofrece energía positiva y una vista muy exquisita en cualquier rincón donde se le coloque. Planta ZZ planta zz La planta ZZ también conocida como la planta de la eternidad hace honor a su nombre, crece en cualquier rincón donde se le coloque y requiere de pocos cuidados. Si se le da la luz suficiente puede crecer de manera casi autónoma con la humedad el baño, ya que no requiere de riegos frecuentes. Zamioculcas zamiifolia tiene una forma muy peculiar en el patrón de sus hojas que crecen verticalmente. Helecho de Boston plantas para baño Los helechos de Boston son muy comunes entre las plantas de interior, tan comunes que puede pasárseles por alto. Sin embargo, su resistencia y belleza la vuelve ideal para decorar el baño y convertirlo en un pequeño oasis en medio del hogar. Incluso se le puede colgar en macetas aéreas que elevarán su belleza. Lirio de la paz plantas resistentes pocos cuidados Comúnmente las plantas de interior no suelen dar flores, ya que la energía que se requiere para que estas florezcan es mucha y se obtienen de la luz directa del sol. Pero existen algunas excepciones como el lirio de la paz, cuyo nombre científico es Spathiphyllum wallisii. Es nativo de América Central y le sientan bien los climas cálidos y húmedos, tal como un baño que constantemente se llena de vapor. Lengua de suegra lengua suegra planta Con sus características hojas largas bicolores, la lengua de suegra ha conquistado a los decoradores de interior. Sobrevive con pocos cuidados y aprovechará las condiciones húmedas del cuarto de baño. Además, la NASA luego de indagar en la calidad del aire de interiores y cómo ayudan las plantas a limpiarlo, colocó a Sansivieria laurentii como una de las plantas que más purifican el aire de interiores. Si decides colocarla en tu baño debes saber que no debe ingerirse por ningún motivo, así que mantén a niños y animales de compañía lejos de ella. Potos dorados plantas decorar baño Epipremnum aureum requiere de con poca atención, es de las pocas plantas que es capaz de sobrevivir incluso con luz artificial. Tal es el caso de los cuartos de baño que generalmente no cuentan con grandes ventanas de iluminación. El poto dorado es una buena opción en estas situaciones y a igual que el bambú, también se le puede cultivar mediante la hidroponia. Malamadre cinta-plantas-bienestar-beneficios-salud-tener-plantas También conocida como cinta, la Chlorophytum comosum es muy fácil de cultivar, llega a soportar hasta -2°C en exteriores y en interiores se adapta muy bien a la humedad. Se propaga muy rápido así que en tierra puede considerarse invasiva, pero en interiores es muy apreciada por sus hojas largas bicolores. Se le puede colocar en el suelo, mesitas o en macetas aéreas para darle un toque selvático al baño. Sigue leyendo: Plantas medicinales que puedes cultivar en casa de manera fácil
Total
1
Share