Inicio Opinión La pandemia y el mundo de las dicotomías / Por: Salvador Hernández.

La pandemia y el mundo de las dicotomías / Por: Salvador Hernández.

6 minuto leer
1
836

No cabe duda que el 2020 pasará a la historia como el año más duro al que la humanidad se haya enfrentado en su historia contemporánea. Al igual que la caída del muro de Berlín en 1989, los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y la crisis financiera de 2008 –entre otros contados sucesos-, la pandemia del coronavirus marcará un antes y un después en la normalidad de la vida e impactará profundamente en la percepción del riesgo y la vulnerabilidad de nuestra especie.

 

En México, la pandemia se suma a otras tantas realidades que exigen profundas reflexiones sobre los temas que, en prospectiva, marcarán el rumbo de nuestra nación. Desde lo económico, pasando por lo político, lo social, y hasta lo jurídico.

 

Ante esto, todas y todos quienes habitamos este país debemos asumir el compromiso común de fomentar las reflexiones en torno a los niveles de polarización que hemos alcanzado como sociedad.

 

Vociferar desde falsas concepciones de lo que es la militancia, la oposición, desde el oficialismo o el fanatismo ideológico en nada abona a superar la dramática realidad que como nación vivimos. Como sociedad, hemos llegado al grado de la simplificación del todo desde la comodidad que nos ofrece el mundo de las dicotomías.

 

Como su nombre lo indica, en el mundo del que hablo, sólo hay de dos sopas. Hay buenos o malos; progresistas o conservadores; tolerantes o intolerantes; ricos o pobres; honestos o deshonestos; mayorías o minorías; verdades o mentiras; conquistadores o conquistados; pasado o presente; patria o muerte.

 

En el mundo de las dicotomías se reduce la complejidad de la vida, el pluralismo social e ideológico y la riqueza cultural al formulismo más conformista, mediocre y cínico. En este mundo se reduce el círculo cromático a los colores del yin y el yang.

 

Sin embargo, paradójicamente, el mundo de las dicotomías es, dicotómicamente, tan malo como perverso. Un mundo de dicotomías es el resultado de la imperante miopía ideológica, del fanatismo y del conformismo de quienes intentamos zanjar las discusiones con argumentos reduccionistas y a modo.

 

El cómodo simplismo que lo dicotómico nos ofrece nos tiene pensando en clave binaria. Pretendemos reducir la complejidad al ordinario sistema de las máquinas que hemos inventado para solucionar los problemas que antes resolvíamos por la vía del diálogo y el consenso.

 

Además del coronavirus, nuestro país padece una pandemia hace varios años. Es un pandemia provocada por una enfermedad del pensamiento. Un virus que mata lentamente a una sociedad entera. Un agente que ha degradado el sentido común, la tolerancia, la solidaridad y la empatía.

 

Pero la cura para esta enfermedad se encuentra en aquello que caracteriza a la sociedad mexicana: su riqueza cultural, su pluralismo étnico, su historia y su inquebrantable espíritu para sobreponerse a los más violentos embates que han pretendido destruirla.

 

La pandemia está presente en el mundo de las dicotomías y la sociedad mexicana está enferma. La cura debe aplicarse a través del diálogo democrático, en el que todos y todas tenemos tanto el derecho como la responsabilidad de participar activamente, guiados por el respeto, la tolerancia y la inclusión.

 

Escribe.- Salvador Hernández Garduño

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Los números del Covid-19 al iniciar el último mes del 2020 en Guerrero

COVID19. Guerrero, mantiene un promedio de 7.5 decesos diarios …