Inicio Opinión La normalidad surrealista en la pandemia / Por Pedro Kuri

La normalidad surrealista en la pandemia / Por Pedro Kuri

7 minuto leer
0
199

La narrativa federal sobre el avance del nuevo coronavirus en México se construye diariamente con cifras y pronósticos inexactos que se advierten intencionales, a manera de recubrir de complejidades técnicas el verdadero impacto de la pandemia. Por si resultara menor, la confusión sobre esa realidad es agravada cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador “se pasa” la luz roja del semáforo de alerta creado por su gobierno y decide romper el aislamiento para inaugurar obras del Tren Maya. ¿Existe riesgo o no, entonces, al salir a las calles? Lógicamente, el razonamiento social a esa interrogante es que nada puede pasar si la máxima autoridad nacional recorre una porción del país sin mayor protección sanitaria que sus amuletos y su honestidad (hace unos días sostuvo que eso y no robar ayudaban contra el coronavirus). La alta movilidad que sigue prolongando peligrosamente la primera ola del Covid-19 es muestra irrefutable de esa percepción.

Sin contradecir a López Obrador, en tanto, el vocero del gobierno mexicano para la pandemia, Hugo López-Gatell, defiende su tozudez de reanudar giras de trabajo por considerarlas una función esencial para el país, no así las actividades de otros sectores productivos asfixiados por este confinamiento de más de dos meses.

En torno a esa ambivalencia transitó la primera semana de la nueva normalidad en México que destacó, contrario a las expectativas oficiales, por registrar una cifra récord de contagios que superaron ya los 105 mil casos positivos y 12 mil 545 defunciones. Somos, según datos de la Universidad Johns Hopkins, el sexto país en reportar más de mil muertes por el virus en un día (el pasado jueves 4 de junio) desde que inició la pandemia. Además, la Secretaría de Salud federal modificó su estimación inicial de hasta 12 mil 500 víctimas mortales en México por el Covid-19 y advirtió que esa cifra podría llegar a 35 mil.

Esto presupone como inviable la eventual reapertura de actividades económicas en Guerrero y gran parte del territorio nacional los próximos 8 y 15 de junio, y, en consecuencia, las fechas previstas por autoridades federales y estatales para ese fin siguen recorriéndose de manera regional de forma incierta.

Para muchos sectores afectados por el cierre decretado desde abril pasado, cuando entró en vigor la declaratoria nacional de emergencia, esperar el color verde en el semáforo de alerta ya no es opción. Su nueva normalidad, desde negocios pequeños hasta fábricas, es reiniciar labores o condenarse a morir, también, por el coronavirus.   

De acuerdo con el INEGI, tan solo en abril desaparecieron 555 mil 247 empleos en México debido a los efectos del Covid-19 y el Bank of America estima que esa cifra llegue a 1 millón 200 mil al cierre de 2020.

Los establecimientos que no han bajado sus cortinas de forma total generan ganancias mínimas que conducen al mismo abismo del resto de las empresas, principalmente las vinculadas al turismo, comercio y servicios.

Millones de mexicanos y nuestros gobernantes compartimos la urgencia de acelerar la reapertura de actividades productivas para consolidar la recuperación económica que la Secretaría de Hacienda prevé rápida, aunque asimétrica, pero esta debe respetar los tiempos sanitarios calculados sin arrebatos irresponsables que se trasfieren a una población desesperada por el encierro y los efectos económicos de esta pandemia.

Relajar las medidas y desdeñar las restricciones sociales, de tajo, echarían por la borda los escasos logros del último bimestre en busca de contener la enfermedad, y provocarían un efecto regresivo que recrudecería el impacto económico al recurrir a otro confinamiento general con medidas más estrictas.

Esa es la realidad, sin matices ni complejidades.

Pedro Kuri Pheres en Facebook

@pedrokuripheres en Twitter

acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Ropa blindada, tendencia gracias a Batman

Ropa blindada. Suena sacado de una cinta de Hollywood pero en realidad se trata de una pro…