Dark Light
Agua Inmaculada es una franquicia que cuesta solo 93 mil pesos, tiene presencia en todo México y hasta en Brasil.

“Alguien tiene que dar la cara por México”, dice el poblano Eymard Argüello, quien hace 19 años, en un cuarto de su casa, se propuso crear una solución para que nadie padeciera la falta de agua purificada.

“Noté la falta de agua no solo en mi casa, sino en diversos lugares del país, y me propuse crear un modelo de purificación que permitiera a los mexicanos tener agua a un precio justo”, dice el ahora emprendedor.

Eymard Argüello creó así Agua Inmaculada, una compañía que se ha propagado con 1,600 franquicias desde Tijuana hasta Sao Paulo, en Brasil.

“Es una franquicia de baja inversión, y al otro día de haber firmado, ya puedes estar operando”, dice el empresario.

“Además, es una franquicia que no solo significa un emprendimiento, sino llevar agua a quien lo necesita”, añade.

La franquicia de Agua Inmaculada es una de las más económicas que se encuentran en el mercado, ya que su precio es de 93 mil pesos.

“Además del monto de inversión, se necesita tener un local”, explica Argüello en entrevista durante la Feria Internacional de Franquicias, evento donde la marca tuvo un gran éxito, ya que en su primer día de presencia sumó 6 franquiciatarios a sus filas.

Innovación en el empaque

Agua Inmaculada no solo purifica y comercializa agua en diversas presentaciones, sino que fabrica sus propios insumos.

“Creamos un garrafón hexagonal con más resistencia”, presume Argüello, mostrando la base de su garrafón color rosa.

Añade que la producción de dichos contenedores asciende a 100 mil unidades por mes, mientras cuidan que las utilidades se queden en México.

De: Forbes

entradas relacionadas

Cómo pasar una inundación con tu coche sin riesgos

Pisa el acelerador suave y constante y bajo ninguna circunstancia revoluciones demasiado pues por el nivel del agua tu auto tiene poca tracción y podrías atascarte o peor, meter agua al motor y entonces sí estarás en problemas.
Total
1
Share