En Cuestione te explican por qué

Cuando vamos a comprar fruta, verdura o cualquier producto solemos recorrer los distintos tianguis, verdulerías, mercados o tiendas en busca del mejor precio y calidad. Algo que hasta hace tres años no se podía realizar en México al comprar gasolina porque solo existía la marca Pemex y la variedad de precios no era mucha.

La Reforma Energética permitió que 76 marcas distintas a la petrolera mexicana ingresaran al país y se hicieran con el 29% del mercado gasolinero. Pero, de acuerdo con Alejandro Montufar Helu Jiménez, economista y director general de la consultoría PETROIntelligence, esto aún no es suficiente para impactar en el bolsillo del consumidor.

En 2017 comenzaron a operar OxxoGas, Total, Petro 7, Hidrosina, entre otras marcas de gasolineras. Desde entonces, los costos de los petrolíferos se han incrementado a nivel nacional, pero no por razones de esos nuevos ofertantes, sino por otras variantes como el aumento del costo del petróleo, el tipo de cambio o la variación del Impuesto Especial a Productos y Servicios (IEPS).

El costo promedio del combustible regular pasó de 16 a 19 pesos por litro de enero 2017 a diciembre 2019, la premium de 17.8 a 20.7 y el diesel de 17.07 a 21.21 pesos por litro, de acuerdo con los datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Te puede interesar leer: Es por esto que cuesta tanto la gasolina.

¿Por qué la variedad no ha impactado en el precio?

A pesar de que ahora podemos adquirir el combustible en estaciones con una imagen comercial distinta a Pemex, la propia petrolera abastece el 94% del derivado del petróleo a través de Pemex Tri, la subsidiaria que vende los combustibles.

Un ejemplo es la empresa mexicana Grupo PERC (con gasolineras marca Flash y Ruta), el cual cuenta con 45 estaciones de servicio, pero solo en cinco vende gasolina Flash, marca propia del grupo. En las 40 restantes aún se oferta combustible de Petróleos Mexicanos, según el análisis Fotografía del sector gasolinero en México al mes de diciembre del 2019 de PETROIntelligence.

Aunque hay algunas zonas donde la gasolina sí es más barata (como en Tabasco), a nivel nacional aún no es así porque no existe la infraestructura necesaria para que grupos extranjeros puedan importar a un menor costo, hacen falta más puertos y más terminales de almacenamiento, mencionó Alejandro Montufar Helu.

A veces a los gasolineros les sale más barata la gasolina, sin embargo hay quienes la ofrecen más cara que la competencia, como Chevron “que dice que es porque su aditivo es mejor, pero habría que ver los beneficios que le hace al motor”, refirió Montufar Helu Jiménez.

Como sea, la realidad es que en el centro de Ciudad Villahermosa, Tabasco, la gasolina regular fue, en promedio, hasta 11% más barata que en la alcaldía Cuauhtémoc de la Ciudad de México entre el 9 al 16 de enero de 2020.

Por ejemplo, el día 16 de enero de 2020 el costo más bajo en Villahermosa fue de 17.93 pesos por litro contra el precio más bajo de la CDMX: 19.49 pesos por litro; cifras de la consultoría petrolera.

La diferencia es posible porque Tabasco es de las pocas entidades que tienen participación privada en su puerto. En este caso la empresa suiza Glencore importa su propio combustible según un estudio de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Además se ahorra el costo de almacenamiento por contar con una terminal propia en Dos Bocas, lo que Pemex incluye en el precio a sus franquiciatarios. La empresa suiza vende su gasolina a través de la marca G500.

¿Cuándo empezará a beneficiarse el consumidor?

Hasta que haya más infraestructura (privada) para importar y trasladar el producto. Solo de esa forma se compite en el mismo nivel; hasta entonces la diferencia estaría en el servicio y no en el precio, aseveró Montufar Helu.

Considerando que el 80% de las importaciones de gasolinas ingresa por los puertos y que solo Tabasco, Veracruz y Yucatán –donde la gasolina también es más barata que en la capital de México– tienen participación privada, es fundamental su desarrollo para agilizar e incrementar los puntos de entrada a México, apuntó la Cofece.

La Comisión también aseguró que sólo el 11% de la capacidad de almacenamiento está en manos de privados y que el 100% de los poliductos son de la empresa productiva del Estado, lo que representa el 76% del transporte total.

Otra de las recomendaciones de la Cofece para un mercado más competitivo es hacer del conocimiento público la información agregada regional sobre los márgenes (de ganancia) de las estaciones de servicio “con la intención de darle señales a los inversionistas de en qué zona es más rentable invertir”, explicó Alejandro Montufar Helu.

Te va a interesar leer: Aumento del IEPS en 2020: ni un nuevo impuesto, ni gasolinazo.

Acá te compartimos las 15 principales marcas que operan actualmente en la República Mexicana:

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

SEGUIR PROTOCOLOS EVITA PROPAGACIÓN MASIVA DEL CORONAVIRUS: ASTUDILLO

Con un llamado a cuidar el empleo, tanto formal como informal, así como el no dejar de tom…