Inicio Opinión It´s a ‘pendejada’ / Por: Miguel Hernández Albarrán

It´s a ‘pendejada’ / Por: Miguel Hernández Albarrán

8 minuto leer
0
313

Las Cosas de la Política

Dos Bocas is a “ pendejada” (a load of bullshit), admits one. Mexico has no trouble importing gasoline from …esta expresión quedó plasmada en una publicación del diario The Economist ( https://amp.economist.com/the-americas/2019/09/19/why-latin-americas-left-loves-the-petroleum-economy?__twitter_impression=true palabras). más palabras menos describe el sentir de algunos funcionarios de la #4T, así como de empresarios, políticos y organismos no gubernamentales que no ven congruencia, rumbo o solidez en la toma de decisiones de la llamada cuarta transformación.

Si bien el texto se refiere a la fijación de AMLO por el rescate a PEMEX y a basar su política económica en torno al petróleo, la definición de is a «pendejada» le queda como anillo al dedo a la mayoría de sus decisiones para borrar al neoliberalismo y a los «gobiernos» del pasado, si bien esa expresión que define error en la toma de decisiones o aplicación autoritaria de normas, reglas u ocurrencias sin sentido y no únicamente en lo gubernamental, sino en quienes detentan mando o poder de decisión.

La 4T parece navegar en la toma simplista de decisiones, determinadas por la demagogia generada con el pretexto del combate a la corrupción y desmantelar un régimen neoliberal, el mensaje de darle a los «pobres» lo que otros «roban» le ha funcionado para fortalecer sus dichos y sus hechos aunque sean errores garrafales y vayan en contra de la sociedad misma, al final de cuentas el sentimiento popular del mexicano es satisfecho (la cubeta de los cangrejos) «todos jodidos menos yo».

El cierre de estancias infantiles, las crisis generadas en el sector salud, el desabasto de gasolina, la escasez generada de medicamentos vs el cáncer (el risible ahorro en la compra a Francia es también una…), el otorgarle al CNTE poder plenipotenciario en el manejo y toma de decisiones en materia educativa, la cancelación del NAIM, la obstinación agrado de «lo quieran o no lo quieran» del tren maya, Santa Lucía y 2 Bocas, hay más cosas que pueden ser ejemplo de la definición utilizada por The Economist, pero cada quien tendrá su propia idea, concepto o preferencia.

Queda claro que la SOBERBIA es parte de la bandera y esquema mental de los miembros y simpatizantes de la #4T, piden tener razón o no en seguir presumiendo, utilizando y festejando sus 30 millones de votos (aunque siguen sin reconocer que esos votos garantizan la democracia mexicana, con todo y sus errores), esa soberbia hace que la ligereza de las palabras haga que algunos hagan «pendejadas» y si baste ver y escuchar a Mireles, Cuitlahuac, Monreal, Mario Delgado, Batres, Pedro Salmerón y una infinidad más de ejemplos de todo nivel y género (a muchos de ellos mencionarlos sería darles reconocimiento sin derecho a ello, ya que muchos hacen y dicen… De manera natural), hay algunos que se han bajado del tren de la 4T, tal vez por decisión propia, dignidad o congruencia, otros de plano ni lo piensan.

De la violencia ya nos ocuparemos, pues pareciera ser que al menos carece de interés el poner remedio a la violencia con un débil y sumiso compromiso de amnistía a criminales y de desmantelamiento de las fuerzas armadas, aunque tal parece ya las mismas fuerzas armadas ya dieron a conocer su inconformidad al «comandante supremo», la comisión y la omisión en los temas que han generado crisis, han polarizado más a los los mexicanos, las homilías mañaneras se encargan de eso.

Fin de semana de llamado a ser opositores, de excesos de verborrea revolucionaria, de fatuo juego de softball, Fox llama a darle «en la madre a la #4T», el Financial Times redondea la posibilidad del fracaso de la cuarta transformación al referirse al presupuesto 2020 y de paso agrega que o AMLO rectifica o tendrá que venir una quinta transformación (¿será que la globalidad Política, económica y social ya anuncian la eutanasia a la 4ta?), al final de cuentas la globalidad de la Política económica nos manda dos mensajes, uno se refiere al presupuesto de la administración pública, el otro al error de querer poner todo el peso y esperanza de lo económico en el petróleo y la frase que se ajusta a todo el contexto de la #4T es… IS A «PENDEJADA».

PD. Habrá mucho debate, seguirán los dislates, las omisiones, las comisiones, las tonterías, la corrupción y seguiremos escuchando «pendejadas»

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Alcaldesa de Acapulco en la mira de AMLO por sus faltas a mesas de seguridad

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo ha faltado a 242 veces a las mesas…