Dark Light

El cementerio de neumáticos de la localidad de Seseña, en Toledo, España, era una bomba de tiempo: cinco millones de llantas usadas en un predio de 11 hectáreas ubicado a menos de medio kilómetro de una zona urbana.

Este viernes, un incendio en el considerado mayor vertedero de neumáticos de Europa obligó a evacuar a unas 9.000 personas.

El fuego comenzó a las 2 de la madrugada hora local (1:00 GMT) y en pocas horas llegó a generar una columna de humo negro visible desde el centro de Madrid, a 36 kilómetros de distancia.

En el incendio trabajaban tres helicópteros, una avioneta y una decena de dotaciones de bomberos, además de efectivos de Protección Civil y Policía.

No obstante, según las autoridades locales, podría llevar una semana extinguir el fuego.

Por la tarde del viernes, “ante la posibilidad de que la nube de humo producida a raíz del incendio del vertedero de neumáticos pueda afectar a los vecinos”, el gobierno de Castilla-La Mancha decidió evacuar a los vecinos de la urbanización El Quiñon de Seseña, se informó en un comunicado.

“El 80% de la población de la urbanización ha abandonado el lugar por sus propios medios, por lo se prevé que se lleve a cabo la evacuación de las cerca de 1.000 personas que aún permanecen en sus viviendas”.

Por otra parte, los técnicos analizan si el humo puede causar problemas al tráfico ferroviario o aéreo.

Se estima que la columna de humo negro empezará a dispersarse a media tarde de este viernes, cuando se prevén lluvias, lo que arrastrará las partículas lanzadas al aire por el incendio.

Los neumáticos comenzaron a acumularse en Sedeña a finales de los años 90 y el cementerio fue declarado ilegal en el año 2009.

 

Vía BBC Mundo

Deja un comentario

entradas relacionadas
Total
0
Share