Inicio Opinión Hagamos que valga la pena / Por: Daniel Hernández 

Hagamos que valga la pena / Por: Daniel Hernández 

4 minuto leer
2
237

Sin duda 2020 nos está dejando muchas experiencias de vida, va solamente la mitad del año y parece que ha pasado más tiempo que eso, no por los días transcurridos sino por lo que habremos de contar en años posteriores a lo vivido en estos meses, deberemos incluir como guerrerenses, y como mexicanos, un punto muy importante; aquello que empezará a suceder los días de las siguientes dos semanas.

Esto que anexemos en el compendio de anécdotas o experiencias vividas este año habremos de incluir la incorporación nuevamente a algunas actividades, de los siguientes días dependerán los siguientes meses y tal vez el resto de nuestras vidas. Muy pocos recordamos la escalada en el semáforo implementado por la contingencia, tal vez hemos olvidado como fue cambiando nuestra situación de verde a amarillo y nuestra llegada al color rojo, recordarlo puede evitar que volvamos a repetir la historia.

En nuestro país, pero principalmente en Guerrero, a lo largo de acontecimientos históricos, ha quedado de manifiesto que estamos hechos de corazones de gran valor y de sabiduría de mucha valía, siempre unidos y solidarios, al implementarse un color naranja en la mente de todos habremos de demostrar esa historia que nos respalda, teniendo claro que ese color no significa más que una oportunidad para paulatinamente mirarnos a los ojos y retomar aquello que es esencial, necesario e imperante.

Abramos nuestros corazones pero no cerremos nuestra razón, esto nos abrirá más puertas, las económicas, las personales, las sociales, pero nos cerrará aquellas que enfrían las emociones, recordemos que pasa cuando nos pasamos la luz preventiva en los semáforos. Hagamos sentir que estamos listos y que estamos preparados, que queremos estar afuera si, pero que si es necesario nos mantendremos alejados de aquello que nos haga repetir ciclos.

Que valga la pena el tiempo que nos hemos guardado, pero más aún lo que algunos se han guardado, sentimientos, emociones, alegrías, hambre y sed, lagrimas y sonrisas, dolores y penas, abrazos, besos y gritos, habrá quienes deban recorrer muchos kilómetros para reencontrarse pero sin duda se tendrá que avanzar a pasos firmes, es la mejor manera de agarrar vuelo, hagamos valer la distancia que nos ha separado, es la misma distancia que nos debe mantener vivos y con esperanza, hagamos saber que ha valido la pena el esfuerzo colectivo realizado hasta ahora, porque aún tenemos mucho que contar a muchos, unidos tenemos mucho más que ofrecer, es la vida misma.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Los 10 datos más curiosos sobre el otoño que podrías desconocer

Hoy damos paso a una nueva estación: el otoño en el hemisferio norte (la primavera en el h…