Dark Light

Acapulco, Gro., julio 1 de 2015.- Guerrero requiere de médicos capaces de desarrollar una práctica profesional competente, con profundo sentido humanista y vocación social de servicio, con bases científicas y éticas que garanticen mejores niveles de salud a la sociedad.
Así lo señaló el secretario de Salud, Carlos De la Peña Pintos, al clausurar, en representación del gobernador, Héctor Astudillo Flores, el curso de Internado Médico de Pregrado 2015-2016 del Hospital General de Acapulco.


Durante este año de internado, dijo a los egresados, su estancia en este hospital les permitió fortalecer sus conocimientos, habilidades, valores humanos y a desarrollar las competencias clínicas necesarias que serán fundamentales para posteriormente ofrecer una atención integral con calidad a la población.


De la Peña Pintos mencionó que el Internado Médico de Pregrado es una etapa de trabajo intenso que permite integrar y consolidar los conocimientos adquiridos en los primeros cuatro años de la carrera mediante la asistencia, el aprendizaje académico y la investigación.


Destacó que en este ciclo los médicos pasantes tuvieron la experiencia de colaborar en un hospital y de tener contacto directo con muchos pacientes, asimismo adquirir los conocimientos clínicos necesarios a través de la actividad asistencial bajo la tutoría de especialistas.


Por último Indicó que el día de hoy también ingresan 17 estudiantes de pregrado de diferentes instituciones educativas, a quienes expresó que ser médico es un honor y una gran responsabilidad porque los convierte en un ejemplo a seguir y en un pilar de la sociedad.
Tenemos que ejercer este oficio con humildad, honestidad, ética y gran conocimiento, concluyó.

Deja un comentario

entradas relacionadas
Total
0
Share