Dark Light

El gobernador Héctor Astudillo Flores, informó que con el fin de continuar en la ruta de la disminución de contagios por Covid-19, el estado de Guerrero permanecerá las próximas dos semanas en color rojo del semáforo de riesgo epidemiológico, a fin de reducir el número de pacientes hospitalizados y por consiguiente, de defunciones.

Al encabezar la trasmisión 305 sobre evolución del Covid-19 en la entidad, señaló que, junto con altos mandos de la Secretaría de la Defensa Nacional, de la Marina Armada de México, la Guardia Nacional y la presidenta municipal de este puerto, Adela Román Ocampo, se definieron las acciones a seguir durante el fin de semana, donde habrá un operativo especial en las playas.

También indicó que se dispondrá de un operativo especial para evitar que haya fiestas grandes y reuniones con alta concentración de personas, donde se actuará con criterio, porque no se trata de causar molestias a nadie sino evitar que se moleste a los demás, y que se hará lo mismo con aquellos establecimientos de diversión, a fin de detener la alta incidencia de contagios.

El mandatario estatal reiteró que el próximo domingo, junto con el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, estará en Cuilapan, Oaxaca, para conmemorar un aniversario más de la muerte del general Vicente Guerrero, evento que es parte de la ruta de la celebración del Bicentenario de la Independencia de nuestro país.

Por su parte, el secretario de Salud en la entidad, Carlos de la Peña Pintos, señaló que en esta semana epidemiológica número 6, hay 33,578 casos confirmados acumulados y 3,308 defunciones con 176 nuevos casos en las últimas 24 horas, manteniendo cierta estabilidad lo mismo que en casos activos con 911 que se concentran en los municipios de más alta densidad poblacional, donde hay la presencia de brigadas para brindar un diagnóstico oportuno a la población.

De la Peña Pintos destacó que en el rubro de hospitalización también se observa una tendencia a la baja, con 382 pacientes internados, con 41 estables, 255 graves y 86 intubados en situación crítica. Acotó que esta disminución se observará mejor en dos semanas, para actuar con mayor certeza de que los contagios y defunciones disminuyeron, por lo que es necesario usar cubrebocas y mantener la sana distancia.

Agregó que hoy en día se tiene una ocupación de camas del 52 por ciento, arriba de la media nacional que es del 46 por ciento y que, en el uso de camas con ventiladores para pacientes graves, es del 39 por ciento, inferior a la media nacional que se mantiene en el 43 por ciento.

entradas relacionadas
Total
1
Share