Francia impondrá un toque de queda de 21.00 horas a 6.00 horas a partir del sábado en las regiones más afectadas por la epidemia de covid-19.

La medida, anunciada después del decreto del estado de emergencia sanitaria por el Gobierno, tiene como objetivo reducir los “contactos privados” y durará entre cuatro y seis semanas.

París, así como toda la región de Île-de-France, Lille, Rouen, Saint-Etienne, Toulouse, Lyon, Grenoble, Marsella y Montpellier deberán someterse a la nueva normativa

El objetivo de la restricción es poner fin a reuniones privadas, fiestas, cumpleaños, aniversarios porque son vectores de la aceleración del virus”, explicó Emmanuel Macron en una entrevista televisada.

Las personas que no respeten la nueva normativa se enfrentarán a una multa de 135 euros.

El toque de queda afectará de manera inevitable a restaurantes, bares y teatros, obligados a cerrar a partir de las 21.00 horas.

Macron anunció que los trabajadores reciben hasta un 84 % de su salario neto de las arcas públicas para los sectores afectados: hostelería, cafés, restaurantes, turismo, eventos, cultura y deportes”.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

Guerrero en sus mejores momentos de inversión inmobiliaria

Autoridades estatales e inversionistas, realizaron un recorrido para supervisar los avance…