Dark Light
El fin de la medicina es beneficiar al paciente, no mantenerlo en un estado de sufrimiento.

Juventina Bahena

La Comisión de Salud que preside el diputado Emmanuel Reyes Carmona (Morena) llevó a cabo la Semana Nacional de la Eutanasia, en la que participación más de 34 especialistas, diputadas y diputados de las diversas bancadas, así como representantes del Programa de Bioética de la Universidad Autónoma de México (UNAM). La información, las opiniones y propuestas recabadas permitirán a las y los legisladores generar un marco jurídico que brinde a las personas que sufren de forma irreversible una enfermedad terminal, una alternativa para que cada quien, en su libre albedrio, tome la decisión de someterse a este procedimiento o no.

Estas son algunas de las opiniones y propuestas vertidas durante los foros.
La calidad de los cuidados paliativos depende del poder adquisitivo
La calidad de los cuidados paliativos depende del poder adquisitivo; no es justo que si se es pobre no se tenga fácil acceso a los recursos idóneos para terminar una enfermedad avanzada sin ninguna forma de remisión o en fase terminal. No es desear terminar con la vida sino terminar con el sufrimiento…Me parece un poco absurda la propuesta del suicidio asistido porque la persona no quiere quitarse la vida, quiere quitarse el sufrimiento. El suicidio implica querer terminar con la vida, la eutanasia es terminar con el sufrimiento inútil e irreversible. El término y la técnica del suicidio asistido significa algo así como lavarse las manos, pidiendo que el sujeto haga él mismo el movimiento final. Resulta un poco cruel porque no todos están en condiciones de ejecutar el movimiento final y eso signifique que no pueda llevarse a cabo…En la eutanasia hay que prevenir lo que pasa en otros lados al tener que hacer reiteradas peticiones; es un tanto cruel, porque si está bien hecho el peritaje no tiene sentido darle una especie de segunda oportunidad…Aunque las estadísticas indican que la mayoría estaría a favor, en México no puede someterse a referéndum, como no lo debe ser el derecho a la interrupción del embarazo. Corresponde a los legisladores definirlo…
Es respetable la objeción de conciencia del personal de salud o del paciente mismo, pero no de su entorno. No es otro el que puede decir que no es el derecho de cada sujeto…
La eutanasia no debe ser sancionada sino regulada… En el fondo es un derecho humano y debe ser un recurso libre y gratuito para todos; no debe permitirse que se privatice y se lucre con ello. Su implementación debe ser exclusiva del Estado.Dr. Ricardo Menéndez Barquín. Es médico cirujano cuenta con una especialidad en Psiquiatría por la UNAM, también en Psicoanálisis lacaniano y con estudios de antropología en la ENAH.

El cuidado de los enfermos recae en las mujeres

Como parte de la postura en contra de legalizar y regular la eutanasia, se dice que se debe trabajar para que los estados brinden mayores servicios de cuidados paliativos, los cuales serán por tiempo indeterminado ya que una enfermedad terminal puede durar años, alargando el sufrimiento de una persona. Los cuidados recaen generalmente en las mujeres.En los últimos años nos hemos enfocado a visibilizar la gran carga de cuidados que recaen sobre las mujeres, que las coloca en una posición de desigualdad con los hombres, pues desde siempre se nos ha enseñado, a través de los roles y estereotipos de género, que las mujeres tenemos el carácter y la obligación de brindar cuidado a las personas que lo necesiten.Senadora Martha Lucía Mícher Camarena (Morena)

No es opción para no brindar un tratamiento que sea costoso

La eutanasia no es eliminar a los indeseables ni es una opción para no brindar un tratamiento que sea costoso y que una persona no pueda pagar, mucho menos es dejar abandonado al paciente; no es una opción desesperada tampoco; la eutanasia es y debe ser una decisión individual, autónoma y libre de un paciente incurable que presenta dolor y sufrimientoDra. Fabiola Villeda Cortés. Bióloga egresada de la Facultad de Ciencias de la UNAM, maestra y doctora en Ciencias, orientación Bioética por la misma universidad.

La laicidad no es una opinión es un principio constitucional

La laicidad no es una opinión, es un principio constitucional. Hay una clara distinción entre las leyes del Estado y las prescripciones religiosas. Las normas civiles se aplican a todo el mundo, queramos o no, mientras que las religiosas son de cumplimiento voluntario para los creyentes, si así lo desean.Un estado laico no puede sancionar, no puede ratificar mediante leyes o políticas públicas las creencias religiosas, aunque esta iglesia sea mayoritaria en la sociedad.La Iglesia católica está en su pleno derecho de desarrollar posturas morales en torno a la eutanasia, incluso a llamar a sus fieles a rechazar este derecho a la muerte digna, pero no puede imponer esta particular visión de la vida y de la muerte a toda la sociedad.Las creencias religiosas no pueden ser un parámetro de interpretación de los derechos humanos ni mucho menos pueden servir para vulnerarlos; al contrario, un estado laico debe tener una legislación lo suficientemente neutra e incluyente para que todas las personas puedan ejercer su derecho a escoger sus opciones en su vida y respecto a su muerte.Dra. Pauline Capdevielle. Doctora en Derecho Público por la universidad Ex Marcel III, maestra en derecho por la misma institución y licenciada en derecho por la Universidad Toulouse 1 Capitol.

Legislar con cuidado para evitar amparos

No todo depende del Poder Legislativo; el Poder Judicial y el Poder Ejecutivo también tienen un papel importante en la aplicación de estas medidas.Hago un llamado a que legislemos con mucho cuidado para evitar que después con amparos, controversias y acciones de inconstitucionalidad se puedan revocar las determinaciones que aquí tomemos.El Estado laico implica la autonomía de lo político frente a lo religioso, la igualdad sustancial y la no discriminación.Dip. Hamlet García Almaguer (Morena)

La esperanza de vida se ha incrementado, pero la calidad no

Existe una contradicción entre los avances de la medicina moderna, que permiten incrementar la esperanza de vida, pero también han generado riesgos de sufrimiento en determinados momentos. La esperanza de vida se ha incrementado, pero la calidad no. Dip. Angélica Ivonne Cisneros Luján (Morena)

Eutanasia como derecho

Generar un proyecto de ley en materia de eutanasia implica establecerla como un derecho, así como aspectos de derechos humanos, el papel del Estado y la laicidad. Su regulación implica modificar la Ley General de Salud para agregarla en las definiciones de atención médica y de acto médico.Dr. Jorge Alberto Álvarez Díaz. Profesor investigador del Departamento de Atención a la Salud de la Universidad Autónoma Metropolitana Xochimilco.
El fin de la medicina no es mantener un estado de sufrimiento
La eutanasia debe ser voluntaria y activa, pues tradicionalmente se ha hablado de distintas, contraponiéndose contra la eutanasia involuntaria, en donde la persona no es capaz de decidir que terminen con su vida, lo que sucede en caso de infantes que nacen con problemas graves de salud, así como gente con discapacidad mental grave. El fin de la medicina es beneficiar al paciente, no mantenerlo en un estado de sufrimiento.
Dr. Gustavo Ortiz Millán. Investigador del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM

entradas relacionadas

Cómo pasar una inundación con tu coche sin riesgos

Pisa el acelerador suave y constante y bajo ninguna circunstancia revoluciones demasiado pues por el nivel del agua tu auto tiene poca tracción y podrías atascarte o peor, meter agua al motor y entonces sí estarás en problemas.
Total
8
Share