Inicio Opinión Eterno candidato / Por Pedro Kuri Pheres

Eterno candidato / Por Pedro Kuri Pheres

8 minuto leer
0
195

Dos años después de aquella votación histórica con que la izquierda partidista accedió por primera vez al poder en México y, de paso, tomó el control absoluto del Congreso de la Unión, Andrés Manuel López Obrador se resiste a tomar distancia del activismo electoral que ha logrado dominar y controlar a lo largo de tres campañas.
Con las atribuciones y obligaciones que conlleva portar la banda presidencial, los asuntos de interés político electoral, en medio de un escenario complejo, son los que hoy ocupan la agenda mediática y oficial del primer mandatario.
Así lo reafirmó en el acto conmemorativo al segundo año de su triunfo electoral, el pasado miércoles, cuando reconoció como una preocupación central de su gobierno “erradicar el fraude electoral” y sentar las bases, a más tardar en diciembre próximo, de las nuevas formas de hacer política en México (o cualquier cosa que eso signifique).
Más allá de empeñar esfuerzos por superar la feroz crisis sanitaria y económica que se cierne sobre el país desde marzo a consecuencia pandemia del Covid-19, López Obrador prometió incluso erigirse en una suerte de depositario de la democracia y ofreció sus servicios como “vigilante” para que los comicios de 2021 sean limpios y libres.
A propósito de su hazaña electoral, sin embargo, olvidó retomar en su mensaje compromisos torales incumplidos que le allanaron su camino a la Presidencia. Uno de ellos, por ejemplo, lograr un crecimiento económico sostenido de 4 por ciento anual.
“(Queremos) que ya no tengamos solo 2% de crecimiento anual, como ha venido pasando en los últimos 30 años, sino que la economía pueda crecer al doble, cuando menos al 4% anual”, había prometido López Obrador a integrantes del Consejo Mexicano de Negocios el 9 de julio de 2018. Dos años después, especialistas consultados por el Banco de México prevén una caída de hasta 8.97 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al cierre de este 2020; el Fondo Monetario Internacional (FMI), de su lado, la ha estimado en 10.5 por ciento y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), en 8.6 por ciento.
López Obrador también omitió reivindicar la fuerza del Estado mexicano frente a la abierta declaratoria de guerra de la delincuencia organizada con acciones como el reciente ataque contra Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, y las amenazas directas contra servidores públicos.
Lo que no pudo excluir de su mensaje conmemorativo, fiel a una postura más electorera que presidencial, fue la victimización. López Obrador se dijo el presidente más insultado de los últimos 100 años, al amparo -sugirió- de la tolerancia y la no censura sin precedentes de su gobierno.
No obstante, por mérito propio, Enrique Peña Nieto y Vicente Fox han sido quizá las figuras presidenciales más ridiculizadas y vapuleadas del pasado reciente. De eso hay constancia periodística y una muestra amplia de caricaturistas políticas que los inmortalizaron de esa forma.
Llegar a la conclusión de que López Obrador sigue en campaña sin ejercer plenamente la presidencia no requiere un ejercicio sesudo; basta analizar también el eje discursivo del primer mandatario en sus actos públicos y sus conferencias matutinas, donde prevalecen lugares comunes impropios de su investidura para atacar a sus detractores: “fifís, conservadores, neoliberales”, “están a favor o en contra” o “ya no es como antes”.
No ha pasado lo peor, como se ufanaba el presidente en el contexto de su aniversario victorioso. Lo delicado para México y sus instituciones con la ofensiva política desde Palacio Nacional tomará más fuerza conforme se acerque 2021, ante la justificada sensación de que Morena pierde adeptos y su mayoría en la composición de la próxima Cámara baja está en riesgo.
Mientras, el país mantienen una tendencia creciente en contagios (más de 238 mil 500) y decesos (más de 29 mil 189) por el nuevo coronavirus; el desempleo impacta a 21 millones 300 mil mexicanos y el crimen organizado se extiende sin control a punta de balazos sin abrazos.
Pedro Kuri Pheres en Facebook
@pedrokuripheres en Twitter
acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Sondeos dan tendencia irreversible a Añorve como candidato del PRI al gobierno de Guerrero

Diversas casas encuestadoras reconocidas en el país coinciden en apuntalar de manera irrev…