Esta podría parece ser una alternativa viable frente al consumo excesivo de plástico en el mundo.

La botella ‘Choose Water’, desarrollada por James Longcroft (de tan solo 27 años), no esta hecha de plástico y se degrada en tres semanas después de ser usada e incluso pueden ser ingeridas por criaturas marinas.

Esta propuesta tiene como objetivo reemplazar las botellas de plástico y ayudar a salvar los océanos del mundo de los residuos plásticos.

Fabricada en su exterior con papel reciclado donado por algunas empresas británicas, cuenta con un forro interior impermeable está hecho con un material compuesto que Longcroft ha desarrollado.

La empresa busca ser una marca de agua embotellada sin ánimo de lucro, que tiene como objetivo ofrecer sistemas de agua potable a regiones remotas de África.

“El principal obstáculo al que nos enfrentamos es irrumpir en un mercado saturado y competir con una industria antigua y establecida. Cambiar una industria será una batalla cuesta arriba masiva, pero con el apoyo del público cambiaremos nuestra forma de ver el agua embotellada”, comentó James.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En WOW
Comentarios cerrados

Mira además

Así se vive la Semana Santa en Taxco

Taxco de Alarcón a 18 de abril de 2019.- Guerrero se suma a las celebraciones por la tradi…