Luego del bloqueo es en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo por parte de un grupo de autodefensa, Roberto Álvarez Heredia, vocero estatal para la construcción de la paz, aceptó que representan un “riesgo en general” y los tres niveles de gobierno deben actuar con “mucha prudencia”.

Al momento se tiene información de que son 300 civiles armados de 39 comunidades de cuatro municipios de la región Costa Grande de Guerrero, utilizando fusiles AR-15 y AK-47, siendo este armamento violatorio de la ley.

La finalidad pública de este grupo de ciudadanos es realizar operativos y retenes sobre la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo, informó a medios de comunicación el funcionario.

Roberto Álvarez explicó que el grupo de autodefensa mantiene una postura “inamovible” de retirarse de la zona, por lo que el Ejército Mexicano, la Marina, Policía Federal y Estatal mantienen vigilancia en esa carretera federal, a la altura del municipio de Tecpan de Galeana.

El gobierno de Guerrero busca dialogar con ese grupo para que se retiren de la zona.

 

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

Busca Añorve eliminar impuesto a gasolina para bajar su precio

PROPONE REDUCIR TRAMITES QUE FAVOREZCAN A CAMPESINOS. El Senador de la República, Manuel A…