Sucedió en Colorado Springs, al sur de Denver, la policía y el Departamento de Servicios Humanos (DHS) suspendieron todas las actividades del llamado Play Mountain Place, propiedad de Carla Faith, de 58 años.

La mujer ocultaba a 26 pequeños menores de 3 años en el sótano de su vivienda, detrás de una falsa pared en el sótano de su vivienda, en el que operaba una guardería sin los permisos oficiales.

Las autoridades arrestaron en la vivienda a tres adultos. Dos de ellos estaban ocultos con los menores, pero después quedaron en libertad. Faith, quien no ha colaborado las autoridades, no fue detenida.

La semana pasada un residente del lugar pidió que la policía visitase la guardería para verificar la situación de los niños.

En una primera revisión no encontraron. Realizaron una segunda inspección y fue cuando escucharon ruidos de niños en el sótano, lo que permitió descubrir la falsa pared.

Las autoridades investigan la situación legal de la guardería para fincar responsabilidades.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

Alcaldesa de Acapulco en la mira de AMLO por sus faltas a mesas de seguridad

La presidenta municipal de Acapulco, Adela Román Ocampo ha faltado a 242 veces a las mesas…