En los últimos años la violencia contra las personas mayores se ha considerado como un importante problema de salud pública, indicó el senador Joel Padilla Peña, del Grupo Parlamentario del Partido del Trabajo.

Al proponer un proyecto de decreto que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, indicó que el maltrato y la agresión son sombras que laceran a las féminas simplemente por su condición de ser mujer.

“En México una de cada tres mujeres adultas mayores ha sufrido algún tipo de violencia”. Por ello, agregó, “se debe hacer visible lo invisible para erradicar la violencia contra ellas”,

Proponemos, agregó, modificar la ley referida para que se establezca que en los modelos de atención, prevención y sanción a la violencia, se contemplen programas de capacitación dirigidos a las familias y personas que ejerzan tareas de cuidado domiciliario, a fin de prevenir escenarios de violencia en el hogar, especialmente contra féminas de 60 o más años, con alguna discapacidad, niñas o indígenas.

El legislador petista afirmó que en la presente iniciativa de ley se hace referencia a la violencia contra las mujeres mayores, debido a que son un grupo que es triplemente vulnerable, por sus condiciones de mujer, edad y pobreza, aseveró.

Padilla Peña manifestó que están expuestas a ser violentadas por su edad. Se vuelven, dijo, más vulnerables debido a la disminución de sus capacidades físicas, por padecer enfermedades crónico-degenerativas y en algunas ocasiones por su bajo poder adquisitivo, estar solas o por tener que vivir en dependencia de sus hijos.

Subrayó que no se quiere ver y conocer la situación actual de desigualdad, maltrato, discriminación y violencia que viven día a día las mujeres adultas en nuestro país.

El legislador informó que los principales generadores de agresiones contra ellas suelen ser su pareja, hijos, nietos u otras personas. “De mil 800 denuncias por violencia, el 36 por ciento fue por agresiones familiares, 25 por ciento por delitos graves, 23 por ciento por amenazas y uno por ciento por violencia sexual.

Joel Padilla informó que la Organización Mundial de la Salud señala que la violencia es grave, ya que puede provocar discapacidades, secuelas psicológicas de larga duración, o secuelas físicas. Incluso expone que las personas mayores, víctimas de maltrato, tienen la probabilidad de morir más rápido de las que no sufren maltrato.

El proyecto de decreto fue turnado a las Comisiones Unidas para la Igualdad de Género y de Estudios legislativos, Segunda.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Destacada
Comentarios cerrados

Mira además

Supervisa Astudillo avances del Programa Nacional de Reconstrucción en Guerrero

El gobernador Héctor Astudillo Flores, acompañado por el Subsecretario de Ordenamiento Ter…