Dark Light
El INE cumplió con su labor y le dio una lección a MORENA y sus aspirantes, que sin duda les ayudará a ajustarse a las reglas del juego, pero sobre todo dejar de lado sus intentos de burlarse de la ley.

El partido Movimiento de Regeneración Nacional en Guerrero, atraviesa por una de sus mayores crisis al ser retirada la candidatura de Félix Salgado Macedonio al gobierno del estado. Una vez más, el equipo de campaña del morenista ha quedado en la incertidumbre, como lo estuvo hace un par de semanas.

El Instituto Nacional Electoral (INE) asestó un duro golpe a MORENA al retirarle 59 candidaturas por no presentar sus gastos de pre campaña; entre ellas la del candidato a gobernador de Michoacán Raúl Morón y la de Félix Salgado en Guerrero. El partido guinda aseguró no haber realizado procesos internos para seleccionar a sus candidatos y candidatas, pero éstos sí realizaron eventos, contrataron números espectaculares y pagaron infinidad de encuestas para publicitar su imagen.

El partido del Presidente intentó infructuosamente evadir la ley y sujetarse a los reglamentos electorales al usar los términos de Coordinador Estatal de los Comités de la Cuarta Transformación, con la finalidad de evitar ser fiscalizados y de esta manera no presentar informes del monto y la procedencia de los recursos gastados en la promoción de su imagen. Es decir, pretendían no informar de dónde sacaron dinero para promoverse.

La fiscalización que hace el INE a los recursos aplicados en precampañas y campañas electorales tiene la finalidad de emparejar la competencia entre quienes participan por un cargo de elección popular, estableciendo límites en los montos a utilizar, también ayuda a evitar que se utilicen recursos públicos o de procedencia ilícita. Todas y todos quienes participan están obligados a presentar la fuente de su financiación.

Luego de la resolución y considerando que toda aplicación de la ley es un acto arbitrario, Félix Salgado llamó a sus seguidores a movilizarse, a manifestar su inconformidad en carreteras, casetas e instalaciones del INE para que, por medio de la presión, le restituyan la candidatura que perdió por no respetar la ley, dejando ver que desde su perspectiva toda institución y reglamento tiene que adecuarse a sus intereses.

El llamado a la movilización que el ex candidato de MORENA plantea, afectaría severamente la economía de quienes viven del turismo. Semana Santa es una de las temporadas vacacionales más importantes para nuestro estado y quienes ofrecen servicios turísticos ya han sido severamente afectados por la pandemia y lo peor del caso, el gobierno de López Obrador no les apoyó para hacer frente a esta crisis. Convulsionar Guerrero en estos días significaría un problema económico mayúsculo.

Salgado Macedonio también recurre a un discurso falaz al decir que “Guerrero ya decidió”, la decisión de las y los guerrerenses sobre quien les gobernará el próximo sexenio sólo se expresará en las urnas, el 6 de junio, fecha en que se realizará la elección.

Sobre lo anterior, López Obrador calificó como un atentado contra la democracia y un juego sucio del INE el haber retirado la candidatura a su partido, pero el atentado en si, es la amenaza que lanzó Félix en Costa Grande, donde aseguró que de no tener de vuelta la candidatura no habría elecciones en Guerrero, asunto grave que convulsionaría una vez más al estado por la ambición e incompetencia de unos cuantos.

El INE cumplió con su labor y le dio una lección a MORENA y sus aspirantes, que sin duda les ayudará a ajustarse a las reglas del juego, pero sobre todo dejar de lado sus intentos de burlarse de la ley.

entradas relacionadas
Total
72
Share