Lamentó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no fue escuchado correctamente por quienes operaron el programa.

En Guerrero, el problema de la entrega de fertilizante a los campesinos es técnico y operativo, no político ni partidista, señaló el gobernador Héctor Astudillo Flores.

Consideró como urgente la necesidad reencauzar la ruta de entrega para que el insumo llegue lo más rápido posible al campo guerrerense, “porque las tierras ya están sembradas”, recalcó contundente.

El Ejecutivo estatal indicó que el año pasado se entregaron en Guerrero, 203 mil toneladas de fertilizante y que para estas fechas ya se había entregado todo y cerrado el programa, en tanto que para el 2019 se licitaron por parte del Gobierno Federal, 110 mil toneladas y hasta el momento ha sido entregado solo el 12%, con relación al 2018.

También lamentó que el Presidente Andrés Manuel López Obrador no fue escuchado correctamente por quienes operaron el programa.

Astudillo Flores afirmó que quien lo quiera ver político este tema está desviando el fondo del problema, pues en Guerrero, el 75 por ciento de la producción de maíz es para autoconsumo, y que en menor medida los productores lo comercializan.

Ante la falta del fertilizante, el autoconsumo se vería seriamente afectado y, por ende, la alimentación y economía de los hombres y mujeres del campo, advirtió el titular de Poder Ejecutivo de la entidad.

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Guerrero
Comentarios cerrados

Mira además

Añorve coincide con Aguirre, alianzas se tienen que hacer para el 2021

Entrevistado en Acapulco, en relación a lo que declaró hace unos días el exgobernador Ánge…