Inicio Opinión El mejor en lo peor / Por Pedro Kuri Pheres

El mejor en lo peor / Por Pedro Kuri Pheres

7 minuto leer
0
103

En las relecturas minuciosas del Segundo Informe de Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador sigue sin aparecer el México real. Lo descrito y enumerado a dos años de la Cuarta Transformación, en muchos sentidos, carece de coherencia.

“No es para presumir, pero en el peor momento contamos con el mejor gobierno”, se ufanó López Obrador en su mensaje sin mayor sustento a su auto elogio.  Incluso, días antes, se catalogó -aludiendo una encuesta desconocida- como el segundo mandatario mejor calificado del mundo. El México que gobierna, sin embargo, sigue padeciendo los efectos de políticas públicas fallidas en materia económica, social y de seguridad pública, languidecidas además por la pandemia del Covid-19.

En lo social, sus programas de becas y apoyos han tenido un impulso sin precedente, pero estos, en términos reales, tampoco han cumplido su propósito de revertir la pobreza de la población más marginada, bandera de su gobierno junto con el combate a la corrupción.

En Guerrero, por ejemplo, las pensiones para adultos mayores -uno de los programas estrella de la 4T- fueron aumentadas al doble por el gobierno de López Obrador, sin ninguna mejora en la condición de pobreza de la población de 65 años de edad o más. Según datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), el monto recibido por las personas de la tercera edad es inferior aún a la línea de pobreza por ingresos, lo cual demuestra poca efectividad de la estrategia gubernamental, aunque el gobierno federal arguya lo contrario.

En materia de seguridad, el presidente sostuvo a manera de reto que el crimen ya no manda en el país y que los índices de delitos del fuero común van a la baja. Aseveró, incluso, que en México “ya no hay masacres”. Su alarde se desmoronó 24 horas después con la matanza perpetrada en un velorio en Cuernavaca, Morelos; una serie de _narcobloqueos_ en el norte del país y hechos de violencia en Acapulco y otras ciudades del país.

También dio por terminado “lo peor” de la crisis causada por la pandemia y afirmó que la economía ha tomado una tendencia al alza con la recuperación de 7 millones 200 mil empleos, de los más de 12 millones que se han perdido desde marzo. En economías como la de Guerrero que dependen del turismo, no obstante, ese indicador no aplica aún porque las restricciones hacia esa actividad y el recelo de viajeros por el contagio latente impiden una reactivación laboral en forma, a diferencia de otras entidades con industria.

Las inconsistencias no son exclusivas de la narrativa presidencial; también ocurren al interior de su gobierno, según han evidenciado quienes decidieron abdicar de su espíritu transformador, como Víctor Manuel Toledo, el ahora ex titular de la Secretaría de Medio Ambiente que criticó los objetivos de la 4T y su pugna interna de poder. Con disensos semejantes, expresos y no, también se apartaron en su momento Carlos Urzúa, ex secretario de Hacienda; Javier Jiménez Espriú, ex secretario de Comunicaciones y Transportes; Germán Martínez, ex director del Instituto Mexicano del Seguro Social, entre otros funcionarios de segundo nivel.

Aunque menos optimista con respecto a su primer año de gobierno, López Obrador no deja de incurrir en una exaltación desmedida hacia su gobierno y su persona al adjudicarse logros meramente discursivos, más no palpables, que ya resulta ofensiva al sentir de millones de mexicanos sin fanatismos políticos cuya única demanda es aterrizar la transformación prometida antes de que la catástrofe pandémica diluya la esperanza depositada en quien prometió no fallarnos.

Pedro Kuri Pheres en Facebook

@pedrokuripheres en Twitter

acapulco.ok@gmail.com

Cargue Artículos Más Relacionados
Cargue Más Por Editor
Cargue Más En Opinión
Comentarios cerrados

Mira además

Ropa blindada, tendencia gracias a Batman

Ropa blindada. Suena sacado de una cinta de Hollywood pero en realidad se trata de una pro…